Información

LITERATURA EN EL SIGLO XX

Miembros: 12
Última actividad: Oct 17

EL PUENTE SOBRE EL DRINA (NOVELA DE IVO ANDRIC)

EL PUENTE SOBRE EL DRINA
NOVELA
Ivo Andric (1892 – 1975). BOSNIA

La extensa novela épica: Un Puente sobre el Drina, del escritor bosnio Ivo andric (premio Nobel, 1961), es una sucesión de cuadros en torno a la existencia del puente que representó el nudo indispensable de la carretera que une Bosnia con Servia.
Se desarrolla la novela desde la construcción del puente sobre el río Drina, a instancias del Visir Mohamed-Pachá en el siglo XVI, durante la dominación turca en la región de Bosnia Herzegovina y Servia. Concluye el relato con la destrucción del puente en la Gran Guerra.
Se propone la obra como una relación de episodios que vive el poblado bosnio de Vichegrado, en la parte limítrofe con Servia, en torno a las vidas de los pobladores ocupados y a lo largo de las sucesivas ocupaciones territoriales que padeció esta región de Los Balcanes: Hungría, Turquía, el Imperio Austro Húngaro. En cada etapa de sometimiento va definiéndose el carácter de las poblaciones que vivieron en el pueblo de Vichegrado.
En un lugar del puente y durante cada etapa de la sucesiva ocupación extranjera, se establece la guardia de control del paso de viajeros y transeúntes. Se erigen postes en la cabecera del puente y el poder militar turco exhibe cabezas de los rebeldes serbios y de tantos inocentes que han sido víctimas de la sospecha del árbitro otomano. En la terraza discuten los musulmanes, y ya en el siglo XIX se proponen las medidas para enfrentar el avance de las tropas del cristianismo que trae el Imperio Austro Húngaro. Aquí también se instaura el comité representativo de las tres religiones de la ciudad dominada, cuya presencia no ha podido ser abolida: Musulmanes, cristianos ortodoxos y judíos coexisten bajo el dominio político que en el curso del tiempo han impuesto autoridad en la ciudad de Vichegrado. La misma representación que recibirá al victorioso ejército autro húngaro en la indetenible ocupación.
En forma amena y con un claro tinte melancólico conocemos las peripecias sociales o políticas o amorosas de una comunidad en busca de su libertad como pueblo, con su “ethos” particular. Son cientos de anécdotas de significado humano e histórico que se unen a la historia del puente y su permanencia como símbolo.

El puente es testigo y víctima del cambio de los tiempos. Nacido como fundación por voluntad de un gobernante islámico, conforme transcurren los siglos su significado religioso pierde relevancia, para terminar cediendo frente al utilitarismo y pragmatismo de los días de la modernidad (llegada con el dominio habsburgo). Los musulmanes de Vichegrado observan la inquietud y laboriosidad de los occidentales, manifiesta en los ingentes trabajos de reparación del puente. Pero también constatan los más ancianos la malicia e impiedad del eterno enemigo, al enterarse de que los austríacos han instalado una carga explosiva en la emblemática edificación.
El autor Ivo Andric ha dibujado cada situación en su calidad humana: Un indicio del sentido de la vida y del mundo, del ser del hombre en situaciones cambiantes a lo largo de la obra. Son crónicas ficticias que cuenta de un modo sencillo, sin propuestas filosóficas. Los episodios suceden con naturalidad, aunque sean crueles y dolorosos, pero sin el exceso melodramático que caracteriza a muchas novelas calificadas de históricas.

Al leer luego la novela- retrato: ‘Estambul’, de Orham Pamuk, hallé una visión contrapuesta de la historia, pues la novela del turco ganador del premio Nobel es un canto al pueblo turco en su lucha de preponderancia y, no obstante, con la mirada puesta en occidente. “Al contrario que en las ciudades occidentales que han formado parte de grandes imperios hundidos –escribe Orhan Pamuk–, en Estambul los monumentos históricos no son cosas que se protejan como si estuvieran en un museo, que se expongan, ni de las que se presuma con orgullo. Simplemente, se vive entre ellos”. Esta reflexión forma parte de la teoría general sobre Estambul que defiende Orhan Pamuk: en la ciudad gobierna la amargura.

La novela Un Puente sobre el Drina tiene la apariencia de una crónica y está escrita con la serenidad que pretende ocultar el fervor patriótico de los bosnios, pero en el fondo se aprecia un sentido nacionalista. El Poniente y el Levante de Europa se enlazan en esta novela, y el puente es el símbolo del lazo espiritual de los pueblos en pugna.

Foro de discusión

Música Vieja para el Hombre Nuevo. Historia cubana de la vida real.

Iniciada por Jesus Quintana Aguilarte.. Última respuesta de Jesus Quintana Aguilarte. Jul 28. 2 Respuestas

Música Vieja para el Hombre Nuevo."Hasta la Reina Isabel bailó el danzón",…Continuar

TRES JOYAS LITERARIAS

Iniciada por José García Álvarez. Última respuesta de José García Álvarez Jul 11. 4 Respuestas

TRES JOYAS LITERARIAS Son tres TEXTOS singulares, únicos, especiales para gente culta y de mente abierta que guste de leer. No se encuentran en las librerías y sólo pueden adquirirse en Amazon, vía…Continuar

ORACIÓN PARA SER MEJOR

Iniciada por José García Álvarez Jun 19. 0 Respuestas

ORACIÓN PARA SER MEJOR¡Dios mío, no sé cómo decírtelo!Quisiera llorary con…Continuar

LO INFINITO (EN PALABRAS DE VICTOR HUGO DEDICADO A SHAKESPEARE)

Iniciada por Alejo Urdaneta Fuenmayor. Última respuesta de Alejo Urdaneta Fuenmayor Jun 18. 3 Respuestas

LO INFINITO“Todo hombre es libre de ir o de no ir a ese terrible promontorio del pensamiento desde el cual se divisan las tinieblas. Si no va, se queda en la vida ordinaria, en la conciencia…Continuar

Muro de comentarios

Comentario

¡Tienes que ser miembro de LITERATURA EN EL SIGLO XX para agregar comentarios!

 
 
 

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Insignia

Cargando…

© 2019   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio