poema y su pintura correspondiente sobre la epidemia corona y el mañana

En Israel estamos en la segunda onda con unos 2000 nuevos casos por día, lo que es muchísimo, teniendo en cuenta el tamaño del país y población.

 

Les adjunto un poema y su pintura correspondiente, ambas son parte de mi capítulo en el libro “la gran pausa, geografía de una epidemia” (https://m.oncenoticias.tv/nota/34-la-gran-pausa-gramatica34-coordin...).

Espero les agrade y comenten

 

Un fuerte abrazo y mucha salud

Ernesto

 

La pandemia corona y el mañana

                                                      ©Ernesto Kahan, abril 6, 2020

 

Con la pandemia “corona”,

nuestros amorosos sentimientos se expanden

y el día en sí, por pensamientos existenciales,

se aferran a la profundidad.

 

Las emociones límites han despertado a la gente,

y el llamado “corazón”, quiere purificar

a la mañana de los ayeres.

 

Los pájaros vuelan sobre las praderas, que por milenios,

esperan no ser del patriarcado ni del patrón.

No, con alambrados y mapas, ni mercaderes de valores…

Ni la obsesiva lucha de vivir para triunfar, en tremendo ardor,

por dar muerte a los enemigos, en guerras genocidas,

tampoco el vivir en engrandecimiento permanente, que es poder,

y el ser ejército de los representantes de “la Santa muerte”,

-en constante contradicción enfrentados- que bendicen a las armas

 

¡Ay, esas milenarias esperas y decepciones!

¡Ay, esas barreras, que debieran y podrían caer!

¡Ah! Si la poesía fuera alimento y escuela,

el arte, amor regalado y universidad,

y la ronda, un baile primaveral más contagioso que el CORONA VIRUS.

 

Mañana, cuando pase la crisis,

con tantas angustias y acumulados recursos,

ciencia, técnica y riqueza,

y un nuevo prometedor arcoíris, podrán ser realidad,

pero solamente, si en acuerdo, usamos la oportunidad…

 

La oportunidad de ser al fin, humanismo en alborada.

 

Vistas: 300

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Querido Ernesto, Amigo mío gracias a la magia de las letras, que siempre unen, aunque, por momentos, parezca que separan a los Seres Humanos, agradezco compartir sendas creaciones, emanadas de un corazón Noble y un intelecto presto a emitir los dictados de alguien muy especial por sensibilidad y vocación de servicio. Abrazonrisas y mis buenas energías para dar apoyo a la titánica tarea que sabemos emprendes cada día en tan especial frente de batalla. Shalom, javer tov. 

Hugo, javer hermano querido,

Es nuestra batalla por la vida y la cultura de amor y paz universal.

Que la vida nos siga teniendo hermanados y pasada la epidemia nos permita abrazarnos realmente.

Ernesto

Muy Feliz y Honrado, querido Ernesto. Abrazo sureño y mis buenos augurios para tu amorosa labor, misma en la cual no estás solo, Amigo mío. Tus compañeros de OME somos eco y motor de todo lo que proyectas para hacerlo llegar a cada punto de nuestro amado planeta Tierra. ¡Así sea! 

Así sea, mi querido Hugo Mario,

Tus palabras me suenan como baterías de alegría y esperanza. 

Seguro que estamos unidos en el amor gregario y el respeto por la Tierra y sus pueblos.

Un fuerte abrazo en preciosa amistad.

Ernesto

 

Un tiempo de crisis para meditar profundamente. Depende de nosotros el resultado. El planeta está conmocionado, aunque algunos no tomen en serio este virus. El ser humanos es muy complejo. Habrá que esperar un tiempo para ver qué sucede.

Un poema magnífico!!! La pintura es un enigma: ventanas abiertas a la solidaridad? 

Muchas gracias querido amigo Ernesto.

¡Qué estimulante bello mensaje que me diste, querida Beatriz!

Sí, "ventanas abiertas a la solidaridad" , el amor gregario humanista, la armónica convivencia... y el respeto por la naturaleza.

Ernesto.

Amada Beatriz, aprovecho la ocasión de hallar aquí tu comentario, sabio y amoroso como todo lo que emana de ti, Mujer preciosa, para estrecharme contigo en abrazo apretado a la distancia. Con el debido respeto, amiga querida, en mi humilde opinión, más que esperar y ver qué sucede, creo que debemos marchar hacia el problema y tomar cada uno el rol que corresponda. La páradoja que nos preocupa es esta: hemos confiado siempre en la educasión y disciplina que nos impusieron desde los primeros años de Vida racional, aunque, como la Historia Humana exhibe en numerosas páginas, y hoy más que siempre, mientras muchos cumplimos a rajatabla lo aprendido, otros que no "comulgan" (léase, que comulgan pero traicionan... ) con nuestras conductas y nos ven como materia prima para el proyecto en el que ponen sus mayores esfuerzos (y el capital de orígenes innobles), mismos que han modificado los planes de estudio de muchos países (el tuyo y el mío destacaban por su calidad hace algunas décadas), miran al planisferio como lo haría, quizás, en otra era, Alejandro el Magno, y planean su macabro y silencioso ataque a todo tipo de cultura que no convenga a sus intereses. 

Esperar, Beatriz Susana, es lo que hicimos cada vez que elegimos a nuestros políticos con la ilusión de que ellos, tal cual versaba en sus promesas de campaña, harían realidad lo que tanto es preciso acontezca. ¿Cuánto hace, Amiga mía, que esperamos, americanos, oceánicos, europeos, asiáticos, africanos, árticos, antárticos, animales, vegetales, insectos, y toda muestra de la maravilla a la que llamamos Universo, a que ocurra lo extraordinario (que debiera ser lo ordinario), esto es, el equilibrio y comunión entre todos los pueblos que habitan el planeta Tierra?

Yo no creo en regresos mesiánicos, pues, si el niño no acomoda sus juguetes, no ha de ser Madre ni Padre quien solucione lo que el niño deberá resolver un día y para siempre. 

Agradezco la ocasión que me han dado Ernesto y tú, amada Beatriz Susana, para emitir juicio, rebatible, por cierto, como todo lo que asevero. Ofrezco mis disculpas por el atrevimiento. Eres especial para mí. Abrazo y mis buenos augurios de Paz, Amor, Salud y todo lo que requiera tu alma luminosa. 

Dr. Kahan:

Esa magnífica pintura bien debiérase llamar LA ESPERANZA. 

Pinta el fondo azul, un arco iris muy significativo necesario para los tiempos actuales.  ¿Cuándo aparece un arco iris?  Ahí está la razón de ser, después de tormentas,  con el venir de un nuevo día, en el resplandor de albas y se da con  colorido, con alegría,  con promesa,  con bendición!  Las ventanas abiertas muy significativas,  muy representativas;  son  nuestros hogares abriendo sus brazos para recibir el nuevo amanecer después de lo noche aciaga  que estamos pasando;  un amanecer esperado con sumas ansias.  ¡Cuántos arco iris en nuestras vidas necesitamos! Hay almas tan atormentadas que no alcanzan mirar al cielo para gozar de la sublimidad de un arco iris en sus vidas.

El poema?  Era de esperarse el mensaje por la calidad cuántica ilustremente bondadosa del autor.

Las emociones límites han despertado a la gente,

y el llamado “corazón”, quiere purificar

a la mañana de los ayeres.

Esos mañanas de ayeres que nos han traído los mañanas del hoy.  El barro se ha acumulado por sus conductos sustanciales y se requiere mucha agua,  ¿mucha sangre?  mucho líquido para desbarrar. Esperemos que no se haya vuelto sarroso y que el corazón lo pueda expulsar.  ¡ES EL CORAZÓN QUE SE DEBE OXIGENAR!  De él dependen los pulmones; y, mientras no se tenga un buen corazón que bombee la sangre,  jamás se podrá respirar bien.  Estamos orientando mal el oxigeno.

Ni la obsesiva lucha de vivir para triunfar, en tremendo ardor,

por dar muerte a los enemigos, en guerras genocidas,

tampoco el vivir en engrandecimiento permanente, que es poder,

y el ser ejército de los representantes de “la Santa muerte”,

-en constante contradicción enfrentados- que bendicen a las armas

¡Triste la condición del hombre, que se ha vuelto como la bestia,  si no mata lo matarán!  Perdió su condición de HUMANO.  ¿La volverá a recuperar con una pandemia?  La pandemia pasará y el hombre  regresará a ser humano?  ¿por cuánto tiempo?  Será solo una tregua entre el hombre y el virus.  Y no es pesimismo... es la mente del hombre,  en su esencia que cuando está abajo suplica y promete;  cuando se levanta se olvidó de súplicas y promesas. 

Mas también se deberá reconocer que  hay y habrán seres,  que  como un arco iris extenderán sus sueños esperanzados en un hipócrita convenido universo.  Seres como usted Dr. Kahan, cuya fe de un cambio no la deja escapar y se aferra con la bondad e inocencia de un gigante crédulo y generoso  que arenga candorosamente  afiebrado,  con toda la energía de su alma: 

Mañana, cuando pase la crisis,

con tantas angustias y acumulados recursos,

ciencia, técnica y riqueza,

y un nuevo prometedor arcoíris, podrán ser realidad,

pero solamente, si en acuerdo, usamos la oportunidad

 

La oportunidad de ser al fin, humanismo en alborada.

Deseo con toda mi fuerza, que su deseo se haga realidad, por su empuje, su fe, su fortaleza, por la esperanza de un sueño sublime,   que realmente hondamente conmueve.

Con todo mi amor, le deseo lo mejor.  Y con todo mi cariño van  mis venias  por la pureza de su alma, por esta maravillosa pintura y por sus letras tan llenas de sagrado optimismo!

En lo personal pienso que Dios se cansó un poquito; y si considera en algo la posibilidad de volvernos nuevamente humanos,  es porque se conmueve con su ansiado y sublime empeño  Dr. Kahan. 

Dios lo bendice

Beatriz Vicentelo 

 

Ma Beatriz,

¡Ah, cuánto esperaba este mensaje!

Y esta interpretación que pone complemento a mi obra y que me incita a ponerla junto a ella cuando un nuevo libro se asome, espero en los próximos meses.

Ahora, es tiempo de bendecir nuestra amistad, mientras proclamo, que lo que hago es por egoísmo de dejar tranquila a mi conciencia - lo único que me llevaré con mi aliento final cuando llegue la hora-  Lo más tarde posible.

Recibe un abrazo muy fuerte y ... a cuidarse pues.

   

*******

Es una verdadera obra maestra su emblemático poema, sobre lo que

nos acontece , ahora mismo, en este mundo. Lo inesperado aparece

el día menos pensado; por eso nunca debemos bajar la guardia,

porque el enemigo natural o casual, aparece en cualquier esquina.

Y este no será el último, porque ya la humanidad ha pasado por

otros casos similares. Dios quiera que el próximo no sea el último o definitivo, y nos

de  la la oportunidad de volver a contar la historia.

Reciba un cordial saludo, querido doctor Kahan.

¡Oh, hermano querido Nolbert! Mira que designarla "obra maestra", pues te lo agradezco mucho y especialmente viniendo de ti. 

Comparto tus pensamientos acerca de estar alertas pero también debemos trabajar juntos para que cambien las malas condiciones.

Un abrazo pleno de amistad.

A ratos pienso que por atender la pandemia, estamos dejando de aprender lo que realmente nos quiere decir esta situación tan cruel y generalizada.  A veces pareciera que la cruel pandemia solo está dejando muerte y miseria... pero no, cada quien debe encontrar algo del poder superior en esta tragedia. 

Gracias Ernesto por inducir a reflexionar.  Un abrazo desde mi amada Colombia. 

  

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Your image is loading...

Insignia

Cargando…

© 2022   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio