OH HILDEGARDA

Puede ser una imagen de 1 persona


Rehaces
bajo la espada de la luna
las viejas plazoletas de la ciudad
de Bingen. Te asomas al Rhin donde
tirabas guijarros de la tierra Palatina
o llegabas a Maguncia a escuchar dolores
con telarañas que se chorrean
por las rajaduras del empedrado medieval.
Quizás andas aun por el puerto
y enciendes los cirios
con líneas desveladas.

Todo parece abordar ese instante único
de las conversiones. El momento
de la rebeldía ante los cátaros.
Me asomo a tu huerta copiosa
donde plantabas las hierbas
que usabas para curar y alimentar
y te veo estremecer desde el oscuro fondo
de la capilla. Escribes (asediada todavía)
cómo el pánico rueda por tu miniato.
Escribes sin las torceduras
de los códigos de hoy   naturalmente.
Escribes lo que luego Juno el monje amigo traducía
“que la Casa de Dios nos aguarda
que el Cielo está olvidado por los hombres
que sólo Jesús nos alivia de la culpa de Adán”
y la lluvia nos cae como una melena vertical.

Se arrinconan los augurios
tras los viajes a pie o a caballo
a Roma a Venecia a rescatar la Fe.
En tu oda de amor enardecido
rescatas al Papa del mármol de la muerte.
El fulgor de tu mente anuncia el mismo fin
de las voces de tu cuerpo
que fue un paisaje palatino
de sensaciones majestuosas.
En el punto inmediato crecen costras
y en tus versos
las desarticulaciones de la elipse
se abren como cajones de aflicción
como un manto
de néctares secretos
resbalando hacia el Nuevo Reino.

Visiones claras de física    filosofía
naturaleza   música    poesía y lingüística
aparecieron en el medievo como sándalo aromoso.
Los fantasmas alargados de los peregrinos
conversan en los puentes
que unen el Rhin y el Naje
como lóbulos anclados bajo el hielo.
Todo está a punto de desmoronarse
a tu alrededor. Una visión de la hoz
rueda por frente de la luna
como por una montaña inusitada.
La montaña es el Nuevo Reino dices.
También que Dios es un árbol un pino
que se dilata.
Que hay otro Dios encima   que no vemos.

El río los ríos se aclaran casi canturrean
en la música especial que les compones.
¿Traerán de nuevo en sus mezclas transparentes
el espejo capaz de proyectar tu imagen
al espacio
para que puedas volver a componer el mundo
de acuerdo a los divinos designios?
Hildegarda de Bingen hoy santa de la iglesia
Bienaventurada mujer brillas con luz propia.
Y modificaste el medioevo vuelta de tuerca
imprimiste al monasterio a la historia.
Recordamos tu firme convicción tu nobleza
tus visiones atesoramos tu dolor y nos inclinamos
ante tu vida consagrada al Señor a la Fe a las ciencias
a los otros. ¡Y te veneramos!


Vilma Lilia Osella

Ciudad de Buenos Aires

Vistas: 24

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME


PLUMA BRONCÍNEA
Comentario de Ma de los Angeles el octubre 24, 2021 a las 8:54am

UN GUSTO LEER TUS MATIZADOS VERSOS


PRESIDENTE HONORARIO
Comentario de Aimée Granado Oreña el octubre 23, 2021 a las 1:18pm

Onírico mensaje nos transmites entre versos  llenos de vivencias.

Gracias por acercarnos a la vida de tan ilustre sierva de Dios.

La labor de escritora de Hildegarda se vio interrumpida muchas veces por los viajes de predicación. Si bien la clausura en sus tiempos no era tan rígida, no dejó de sorprender y admirar a sus contemporáneos que una abadesa abandonara su monasterio para predicar.

El contenido de su predicación giró en torno a la redención, la conversión y la reforma del clero, criticando duramente la corrupción eclesiástica, además de oponerse firmemente a los cátaros; al condenar las doctrinas de estos, proponiendo el combate de sus errores mediante la predicación y la edificación del clero.

Ha sido un placer poder disfrutar de tan valiosa obra didáctica, con maravillosos matices poéticos.


PLUMA ÁUREA
Comentario de Benjamín Adolfo Araujo Mondragón el octubre 23, 2021 a las 8:45am

¡Precioso poema con actitud mística, Vilma Lilia!


PLUMA ÁUREA
Comentario de Edith Elvira Colqui Rojas el octubre 22, 2021 a las 2:40pm

Preciosoo


PLUMA ZAFIRO
Comentario de Iris Girón Riveros el octubre 22, 2021 a las 10:55am

"...Recordamos tu firme convicción tu nobleza
tus visiones atesoramos tu dolor y nos inclinamos
ante tu vida consagrada al Señor a la Fe a las ciencias
a los otros. ¡Y te veneramos!..."

MARAVILLOSAS MÍSTICAS LETRAS

DE INTENSA FE Y FERVOR.

QUÉ SENSIBLE ES TU VERSAR, VILMA LILIA.

FELICITACIONES.


ADMINISTRADOR
Comentario de Delia Pilar el octubre 22, 2021 a las 10:48am

Muy bello poema compusiste, Vilma, y muy didáctico.

No tenía referencias sobre este personaje y, por lo tanto, me encantó leerte. 

Siempre es positivo sumar un conocimiento más de aquellos que influyeron 

en la edificación de nuestra cultura. 

Muy agradecida, tu aporte es valioso. 

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio