OBRAS QUE HAB'IA OLVIDADO: EL MUNDO INGLÉS EN LA OBRA LITERARIA DE KASUO ISHIGURO

 

       

        Kasuo Ishiguro es el autor de la obra Los restos del día (2018). 253 p. Es un escritor británico de origen japonés, pero cuya obra está escrita en inglés. Recibió el Premio Nobel de Literatura en el año 2017.

          Mister Stevens es el narrador protagonista de la obra Los restos del día. Ha vivido gran parte de su vida como mayordomo de la mansión Darlington House, cuyo propietario es Lord Darlington. Debido a la debacle económica a la cual fue conducido este personaje, después de la Segunda Guerra Mundial, ha tenido que venderla. Su nuevo dueño es un rico comerciante norteamericano. Mr. Stevens nos relata su dificultad para adaptarse a la conducta del nuevo dueño, totalmente distinta a la del anterior. Mr. Faraday, quien es el nuevo dueño, llega hasta hacerle bromas a su mayordomo. Es más, le dio vacaciones, debido a que él tenía que ausentarse durante algunas semanas, le ofreció prestarle el auto y hasta pagarle la gasolina, para que emprendiese todos los viajes, por Inglaterra, mientras durasen sus vacaciones. Como veremos, se trata de una conducta insólita, ya que Mr. Faraday no posee el rango nobiliario de Lord Darlington.

          En oposición a ese comportamiento, propio de la clase en ascenso que está remplazando a la nobleza, aparece otra conducta que puede ubicarse dentro del nuevo paradigma. Mr. Faraday reduce el personal, ya que él no haría tantas celebraciones, en donde se necesitasen los empleados existentes. Tampoco necesitaría todos los espacios de la casa.

          Después de comprobar que todo lo ofrecido era verdad, Mr. Stevens planifica un largo viaje al Occidente del país, para saber si la antigua Ama de llaves, la señorita Kenton, quiere volver a Darlington House. Este viaje constituye la gran parte del desarrollo dramático de la obra. Durante él, el mayordomo contempla los bellos paisajes, colindantes entre sí, que componen el ambiente geográfico inglés; conoce la cortesía de las personas que habitan los diferentes pueblos que va observando, hasta llegar al de Miss Kenton, ahora la señora Ben. La desilusión de Mr. Stevens por no haber logrado el objetivo que lo condujo a ese lugar, es presentada, por el autor, bajo el disfraz de la aceptación: “Cuídese mucho Mrs Ben. Dicen que con la jubilación empiezan los años más felices de una pareja. Debe hacer lo posible para que así sea, en bien de usted y de su marido,”

          Durante todo el recorrido el narrador protagonista nos hace partícipes de la vida que se llevaba en Darlington House. Él era fidelísimo a su patrón, aun cuando el ahijado de este, Reginal Cardinal, le hizo ver que Lord Darlington llegó a ser un agente inconsciente del nazismo. Para este movimiento, el Lord trabajó mucho tiempo. Le consiguió influencias en el gobierno inglés y, a la postre, fue eso lo que lo llevó a la ruina. Por su parte, Mr. Stevens, con todo el dolor que puede sentirse, al estar sirviendo a un enemigo del país y de la humanidad, en general, siguió considerando a su patrón como un hombre bueno.

          La obra concluye con la referencia al final del viaje y con la autopromesa, por parte del protagonista, de cambiar de conducta y de adaptarse a las características sociales de Mr. Faraday, su nuevo patrón.

 

Vocabulario específico de la obra:

 

  • Rama que se corta de un árbol, para sembrarla y hacer

                nacer otra planta.

  • Sinónimo de álamos.
  • Arcén. Margen lateral de una carretera.
  • Bloques de cemento que se colocan en el fondo del mar,

                  para proteger un dique, del oleaje.

  • Persona ociosa y callejera.

 

Vistas: 12

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio