Queridos hermanos,

Hago un paréntesis en la lucha por el activismo social en el que estamos inmersos por razones que todos entenderán.

Eso me ha mantenido alejado de disfrutar los poemas que ustedes me regalan todos los días y que leo con fruición.

Me permito poner en su conocimiento un artículo referido a deportistas que en Twitter enviaron un mensaje con características de desprecio a afros, bolivianos, paraguayos y que implica también un desprecio a la pobreza, generando una grieta que atenta contra la paz y la convivencia.

No encontramos mucho eco en los Medios masivos de Comunicación.

Les pedimos si están de acuerdo con lo expuesto lo hagan llegar a otros escritores y activistas.

 

 

Carta abierta al rugbier Pablo Matera

 

La presente sobre todo es un mensaje de paz y comprensión y un llamado a no seguir aumentando la grieta que cada vez se profundiza más, tanto en Argentina como en Uruguay y que si sigue en esta línea, sería difícil de superar.

Quería que supieras, que puedo comprenderte y aunque mi opinión no te parezca relevante, quizás te haga ver una arista positiva en momentos tan difíciles.

Es cierto, es difícil rehuir a la responsabilidad de los dichos, sea a la edad que fueran.

Pero ni tú ni tus compañeros, son responsables absolutos de la situación que hoy vivimos todos, ustedes son víctimas y producto de un sistema, de un medio y de una filosofía de vida.

Es el mismo argumento, que utilizo cuando pido severidad, pero absoluta compasión con nuestros niños de los barrios rojos, La Cachimba del Piojo, Los Palomares, La Chancha, son víctimas de un sistema, de un gueto ideológico y familiar, donde en algunos casos, no todos, les inculcan el odio a los ricos, el robo y la muerte a civiles y policías, la pobreza y la ausencia de ilusiones hacen el resto.

También ustedes, son víctimas de un sistema, de una filosofía, de una carencia de sensibilidad y sentimientos que priman en algunas, no todas, familias de los barrios ricos, donde el consumo y lo material, la soberbia y la prepotencia hacen perder de vista la condición de seres humanos de las grandes mayorías.

Y es cierto que las grandes mayorías, con nuestras miserias y errores, empujamos los cambios para lograr más derechos, más igualdad y justicia, como también es cierto que las clases privilegiadas, pretenden contener, dejar todo como esta y si fuera posible aún, hacer una regresión a la monarquía y con un poco de suerte a la época feudal.

Planteado así, no es de extrañar que los niños de nuestros barrios rojos, sientan odio y los niños y jóvenes de los barrios privilegiados sientan más odio y actúen en consecuencia.

Pero Pablo, no creo que llegues a los treinta años, te lo digo por experiencia propia, se puede cambiar a los cuarenta o a los cincuenta, tenés una vida por delante, has estudiado y tenés inteligencia, quizá algo falto en el seno familiar, porque los Clubes deportivos, son operadores de los valores, pero no son el génesis, estos, los valores, nacen en el corazón de la familia y de repente, algunas familias, priorizan legalmente o no, la acumulación de riquezas y la avaricia de no conceder.

Y después de la reflexión hay que poner el corazón, el mismo corazón que se pone cuando se canta el himno sinceramente, porque tu himno y el mío, son de todos los compatriotas.

Para ver si te ayudo, te cuento que a Mahatma Gandhi, un oscuro como nosotros, un hindú le planteo una disyuntiva:

Un musulmán había matado a su hijo y él en venganza, le había aplastado la cabeza con una piedra a un niño musulmán.

“Desesperado y arrepentido le dijo ¿Qué hago?, no quiero arder en el infierno “

Y Gandhi le contesto:

“Adopta a un niño musulmán que se haya quedado sin padres, trátalo y quiérelo como un hijo y edúcalo… como musulmán”.

Salvando las enormes distancias, te diría, anda a la Villa Fiorito con humildad y sin soberbia, pedile apoyo a la Unión de Rugby Argentina, convence a los niños de formar un equipo de rugby, enséñales el deporte y te vas a dar cuenta de que ellos también son un regalo de Dios.

 

Juan Pedro Ribas

 

 

Vistas: 30

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME


PLUMA ÁUREA
Comentario de Benjamín Adolfo Araujo Mondragón el diciembre 10, 2020 a las 9:27am

¡Sentimientos nobles expresas en esa carta, Juan Pedro!


ADMINISTRADOR
Comentario de Delia Pilar el diciembre 9, 2020 a las 8:08pm

Muy buen texto, Juan. Merece difusión. Cuenta conmigo, lo difundiré todo lo que pueda pues estoy de acuerdo con el contenido y me parece un tema muy actual.  

¡Felicitaciones!


DIRECTORA ADMINIST.
Comentario de Maria Mamihega el diciembre 9, 2020 a las 7:57pm

Muchas gracias por compartir esta carta con tu bella reflexión. 

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio