LA LLAVE DE LA ESPERANZA

 

De todas las cosas, la llave tiene el privilegio de ser el instrumento de abrir las puertas más difíciles de la humanidad, y además, es la que más se resiste a no ser cambiada por una tarjeta inteligente. Lo de la llave es simplemente su vocación, el abrir y cerrar todo cuanto le es permitido, desde las simples cerraduras hasta los más complejos sistemas de armadura. Para cualquier llave todo es permitido, pero abrir con la llave de la esperanza, es quizá la más interesante de todas.

 

Al observar la llave de la esperanza, nada más que al verlo se lo reconoce porque es como un cíclope, con un ojo que lo mira todo y por ello se vuelve muchas veces irremplazable. De metal o de hierro tiene distintas fórmulas para ser armado su cuerpo. Cuando se extravía, cualquier llave tiende el arte de correrse entre las telas de los bolsillos y termina en los espacios más extraños de la casa. Pero es tan diferente cuando se extravía la llave la esperanza, al buscarla de la manera más sencilla no aparece, en ningún rincón de la casa ni de otro lugar, se la encuentra cerrando los ojos, viajando por esos caminos internos del ser. Si se busca con impaciencia no se encuentra, si se busca con intolerancia no aparece, si se busca con esa ansia indeseable no llega. La llave de la esperanza llega cuando se abre paso para ingresar a un sistema totalmente ininteligible, cuando esos laberintos son tan confusos y el alma en su necesidad de alcanzar un apoyo encuentra a la esperanza.

 

Es entonces que el sistema de la llave de la esperanza se introduce a una serie de portales que suben y bajan entre los laberintos de una cadena de portezuelas. La esperanza ingresa por el cerrojo, rompiendo toda barrera que dificulta su paso hasta el encuentro con un método que es quizá, único para esta llave. Mientras el engranaje es lo más interesante, entre sus comisuras, desgaja el momento silenciado y las lamas de metal internas se retuercen ejerciendo movimientos unísonos a la máquina de vapor. Por ello, la llave de la esperanza es una industria en pequeño, es la oración, como lo es la esperanza, la grandeza de la humanidad.

 

Pablo Idrovo

ECUADOR

Autorizo a publicar en la Antología

Vistas: 27

Respuestas a esta discusión

Buenos días.

Hermoso.

Pero llegó fuera de termino. La antología cerro yer al medio día. Ya se emitió el comunicado que no se reciben más obras. Saludos. 

Buenas noches

Gracias por tu mensaje.

Disculpa.

Pablo Idrovo 

Y es una grande lástima  amigo, porque tu publicación sobre La Llave de la Esperanza, es uno de las mejores trabajos literarios  que he leído en muchos foros culturales y de muy buenos escritores!

El lenguaje que empleas es bastante claro, con analogías interesantísimas y de muy buen nivel, óptimo para publicaciones en diarios y revistas.

En buenahora mi buen amigo!

Aplausos extendidos con grande admiración!

Gracias María Beatriz

Hay que respetar lo que ordenan las bases, no me di cuenta, así es el trabajo, la juventud siempre demanda la presencia de su tutor, del otro lado adoro tanto escribir, mi vida está en las Letras. 

En algún lugar depositaré mis palabras, pero siempre estoy tan agradecido por las bendiciones recibidas por la Organización Mundial de Escritores. 

María Beatriz, qué bonitas palabras que adornas mis textos con tu sutileza.

Sinceramente, Gracias. 

De mucha verdad su relato, poeta.
Saludos cordiales
Teodora

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Your image is loading...

Insignia

Cargando…

© 2023   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio