Soledad compartida

Solo fue un largo instante,
Un destello que ciega,
Algo nuevo que necesitaba el alma.
Erase un sufrir de desprendimiento,
De sacarme las vísceras mías tan suyas,
De no poder soportar aquella pena,
Y aquel sentimiento de tristeza profunda pegado a la piel,
Erase un jardín de oscuridad y frio,
de absoluta soledad.
Pero bastó ese instante de luz,
Ese regalo vivo que brotó de las sombras
De ese rayo que rompe todos los esquemas,
De ese cosquilleo justamente en el centro de la vida,
Y de pronto las manos florecen,
Los huesos echan raíces nuevas,
Se anclan los deseos en las riveras tiernas de la noche,
Y el perfume del amor te regala la sonrisa perdida,
te hace sentir joven,
oropeles nuevos adornan tu cabeza.
En tu castillo se abren todas las puertas.
No cabe duda,
vuelves a ser diosa en el parnaso de tu soledad compartida.

Carmen Amaralis Vega Olivencia

Vistas: 13

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME

Comentario de Carmen Amaralis Vega Olivencia el jueves

Iris, que deleite son tus palabras, valoro mucho tu presencia en mis versos, gracias, Amaralis

Comentario de Carmen Amaralis Vega Olivencia el jueves

Mar[ia Beatriz, que hermosas palabras sabia amiga, bendiciones, Amaralis


PLUMA ZAFIRO
Comentario de Iris Girón Riveros el jueves

Es maravilloso

retrociendo en el tiempo,

pensar en lo bonito de la vida,

al volver a ser

"diosa en el parnaso" de dulces soledades.

Muy lindo poeta Amaralis.


PLUMA ÁUREA
Comentario de Maria Beatriz Vicentelo Cayo el miércoles

Y de pronto las manos florecen,
Los huesos echan raíces nuevas,
Se anclan los deseos en las riveras tiernas de la noche,
Y el perfume del amor te regala la sonrisa perdida,
te hace sentir joven,
oropeles nuevos adornan tu cabeza.
En tu castillo se abren todas las puertas.
No cabe duda,
vuelves a ser diosa en el parnaso de tu soledad compartida.

Muy cierto, la soledad se manifiesta,  únicamente  de la forma como uno quiere desearla.  Si te pones a llorar, de hecho la soledad es pesadumbre y nada pesaroso es agradable.  Mas si haces como dices en este estupendo poema, evocando tus momentos alegres,  incluyendo tiempo compartido con nuestros seres queridos, aquellos tan gratos que hemos tenido poniendo incluso música alegre,  nuestra soledad se vuelve dulcemente ansiada.

Otra grandiosa aportación mi querida amiga!!

Mis felicitaciones,  no solo porque así debe ser,  sino porque transmites un grandioso mensaje para aplicar!!

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Your image is loading...

Insignia

Cargando…