LOS HUESITOS ME AGARRAN EL CUELLO

Sé que ese obsequio representaba una genuina demostración de cariño, creo, pero aun así me cuesta mucha energía negativa usarlo, no puedo, no, no, no. Me llegó en una cajita dentro de un sobre protector desde Taiwan. Al ver la dirección mi corazón dio un salto de alegría. La remitente era nada más y nada menos que Wini Ku.

Hacía ya un año, que concluida la ceremonia de Graduación, nos despedimos entre lágrimas. Ella con su diploma de doctora en matemáticas y yo con el mío en Química nos regresábamos a nuestras respectivas patrias.

Fueron muchas las horas con ojeras negras amanecidas en la mesita de estudios en el apartamento de las torres en aquel friiiiio pueblito de Gainesville. Muchas, muchísimas horas quemándonos las pestañas sobre los libros.

Mientras estudiábamos para algún examen con tazas de café negro en mano no nos hablábamos, solamente nos mirábamos de vez en cuando para descansar la vista de tanta fórmula numérica sobre el papel.

Con Wini desarrollé un cariño muy especial. No comprendo cómo soportaba todas mis majaderías y travesuras. Era mi favorita para transformarla en una princesa caribeña. La pobrecita, diríamos que no era muy atractiva, pero tenía el encanto de su dulzura al hablar aquellas jeringonzas en Cantones o Mandarín que solamente Chichi Che entendía.

Juro que yo prestaba absoluta atención cuando Chichi y Wini conversaba en aquel idioma de los mil demonios en sus ratos de descanso. Yo trataba de memorizarme los sonidos: Ni jao, shishiwani, chomitshi shi waa, o algo así. Me acercaba a ellas, y le repetía lo aprendido. Me miraban con cara de confusión y se echaban a reír a carcajadas. - ¿Qué dije, por favor díganme qué dije? Les preguntaba. – Nada, Amaralis, absolutamente nada. Entonces me volvía medio loca, y comenzaba a hablarles letanías en español, español, españoooooooolllllll.

Les aseguro que intenté hablar chino miles de veces, pero nunca logré descifrar y repetir nada bien. Ahora pienso cuanta paciencia tuvieron con mi serio deseo de aprender Cantones, o tal vez Mandarín, no sé cuál de los dos idiomas hablaban entre ellas.

Y ahora estoy aquí, con este collar en mis manos, le tengo algo de recelo, me causa frio en el estómago pensar en usarlo. En una nota en inglés incluida en el sobre Wini me decía que era una joya muy especial, labrada en minúsculas imágenes orientales sobre huesitos humanos.

La verdad es que al probármelo por primera vez ante el espejo, tuve que quitármelo rápidamente porque sentí la sensación de que un millar de manos intentaban estrangularme.

Nunca sabré si el obsequio era de buena amistad, eso creo, o tal vez un embrujo malévolo de Wini para desquitarse de las mil y una travesuras que le hice en aquellos cuatro años de sufrida y divertida convivencia.
¡Cuánto daría por volver a verla!

Carmen Amaralis Vega Olivencia 

Puede ser una imagen de buitre, hueso y joyas

Vistas: 17

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME

Comentario de Carmen Amaralis Vega Olivencia el lunes

María Beatriz, jajajajjaa, te confieso que si me dió cosa, no que Wini pensara en nada embrujante, pero como eran huesitos humanos, me dió un escalofrío pensar en las personas a las que pertenecían, amiga. Que gusto me dan tus palabras, bendiciones, Amaralis


PLUMA ÁUREA
Comentario de Maria Beatriz Vicentelo Cayo el lunes

"Y ahora estoy aquí, con este collar en mis manos, le tengo algo de recelo, me causa frio en el estómago pensar en usarlo. En una nota en inglés incluida en el sobre Wini me decía que era una joya muy especial, labrada en minúsculas imágenes orientales sobre huesitos humanos."

Ella te lo ha dado con buena voluntad mi querida amiga,  ¿por qué habría de dártelo con otra intención si ambas son personas cultas, profesionales?  Yo no creo que en personas profesionales Amaralis, pueda existir esta clase de  dudas.

Me gusta como empiezas tus relatos mi querida  Amaralis, aunque me hayas sorprendido con lo que hayas escrito, no cabe pues mujer,  ¿Cómo que sientes que te van a estrangular? 

¡¡Por favor mi niña amada y bonita!!  ¿Qué,  con tu grandiosa trayectoria no sabes con quien andas?   ¡Te jalo las "greñitas" tan adorables que tienes!  jajaja

Besitos 

GIFS DE UN ABRAZO | Imagenes de abrazos tiernos, Imagenes de ...

Comentario de Carmen Amaralis Vega Olivencia el domingo

Silvana, cierto, lo tengo guardado como una reliquia, muchas gracias por tu DESTACADO, Amaralis


ADMINISTRADOR
Comentario de Silvana Beatriz Sosa el julio 7, 2024 a las 1:41pm

Carmen: 

Es impresionante la foto que adjuntaste a esta historia... y da qué pensar... realmente no se sabía si era por buena amistad o por un embrujo... Pero bueno... fue  un regalo y hubo que aceptarlo. Gracias por compartir este relato.

Comentario de Carmen Amaralis Vega Olivencia el julio 6, 2024 a las 11:05am

Muchas gracias mi querida amiga y maestra Delia Pilar, la verdad que relato lo que he vivido en este maravilloso transito por la vida, bendiciones, Amaralis


ADMINISTRADOR
Comentario de Delia Pilar el julio 6, 2024 a las 10:43am

¡Qué extraño adorno! Un poquito macabro... ¿no? 

Gracias, Amaralis, por este hermoso y divertido relato.

Siempre tú, asombrándonos con tus ingeniosos textos,

fruto de andar por el mundo recogiendo experiencias. 

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Your image is loading...

Insignia

Cargando…