APARECISTE MUJER DIVINA

Unos días de castigo me pusiste,

el de no mirar tus ojos tan diferentes,

esas finas piedras relucientes,

que en verlas mi corazón insiste.

Se alejó por un momento tu mirada,

llevándose el encanto de las ilusiones,

y el terso placer de las emociones,

que me dabas mi dulce amada.

Fui al manantial de la montaña,

para ver si allí tu rostro se reflejaba,

 esa faz que yo tanto buscaba,

la que me calma de la noche a la mañana.

Al beber el liquido que emergió,

apareciste mujer divina;

y el tormento al fin terminó

porque de la fuente el amor surgió.

J. Jesús Ibarra Rodríguez

México. D. R .

Vistas: 21

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Your image is loading...

Insignia

Cargando…

© 2023   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio