A Julio Cortázar al cumplirse

un siglo de su natalicio.

 

Era un ser que emergió

de un mundo de sombras,

espejos y laberintos…

 

arribó con pasos quedos…

un cortejo de fantasmas

y multitud de gatos

lo acompañaba.

 

Era un cronopio

que renegaba de la aburrida rutina

mientras famas se envilecían

levantando el estandarte

de lo decrépito y ruin…

a lo lejos… el ronco lamento

de un bandoneón

hace escuchar su protesta

con cadencia de tango

ante la corrompida ciudad

…y ¡clama por una imposible

esperanza

más allá de la línea del tiempo!

 

26 de junio de 2014

 

Delia Checa

de “La Patria grita en mi sangre”

Mendoza, Argentina

2016

 

 

 

 

 

Vistas: 13

Respuestas a esta discusión

Cuando el poema  fluye la gracia emerge por sí sola y el resultado es un obra de arte que como el incienso asciende a las alturas para honrar a las deidades...

Aiello desde Medellín

Muy agradecida, Libardo, por tu lectura y comentario.

RSS

Un placer leer tus líneas a ese maravilloso ser que es la madre. Bendiciones.

Insignia

Cargando…

© 2020   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio