LA PALOMA Y LA ESTATUA (Fábula)

En una calle de la ciudad, había una estatua de un héroe,

y allí todas las mañanas, se paraba en su cabeza una paloma;

y sucedía esto tan frecuente que se hicieron amigos y

platicaban de sus cosas.La estatua le decía- mira palomita,

que bien que me visitas, estoy muy solo, y me canso de estar

parado todo el día; quisiera poder moverme y volar como tú-.

La paloma contestó- mira amigo no te creas que tengo todo,

me falta un nido y escasea el agua y el alimento-.

La estatua le siguió diciendo- me siento bien platicando

contigo, espero no te alejes nunca-. Así siguieron los encuentros,

hasta que un día llegó la paloma y un palomo, ella se paró

en su cabeza y él en el hombro. Entonces la paloma le dijo-

amigo, vengo a despedirme de ti porque encontré este palomo, que

me hará un nido y buscará alimento para los dos-.

-Así que te agradezco tu hospitalidad-. Fue en este momento

que la estatua le dijo en voz baja -palomita yo me enamoré de ti,

pero solo puedo ofrecerte mi hombro y mi cabeza-. Luego vino

la amarga despedida. Tiempo después la gente veía algo de tristeza

en el rostro de la estatua, y hasta decían que se le notaban unas lagrimas,

 que caían de sus ojos melancólicos y nostálgicos.

 Moraleja: No te encariñes de alguien que no es como tú.

J. Jesús Ibarra Rodríguez.

México. D . R .

Imagen de Internet.

Vistas: 30

Responde a esto

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Your image is loading...

Insignia

Cargando…