El futuro confuso de la investigación científica

Por Ernesto Kahan © junio, 2021

 

Según el autor Ezequiel Ander-Egg (1992), la investigación es: “Un procedimiento reflexivo, sistemático, controlado y crítico, que tiene por finalidad, descubrir o interpretar los hechos y fenómenos, relaciones y leyes de un determinado ámbito de la realidad[i]

Efectivamente, para todas las disciplinas, el único método para evaluar hipótesis y acercarse a la “verdad objetiva”, es el de la investigación conocida como científica. En realidad, y en todos los órdenes del conocimiento, lo que se busca, es confirmar que ciertos factores, que denominamos “Causa supuesta” es o son ciertamente, la fuente de determinados “efectos”.

Antes de la investigación científica, que tiene, como es sabido, una metodología muy rigurosa, todo lo que se tenía como conocimiento, era simplemente, ideas y la aplicación de la lógica a las hipótesis y teorías.

              El gran desarrollo de la investigación científica, es un acontecimiento relativamente nuevo, ya que Francis Bacon, publicó la inducción por eliminación en el siglo XVI, Descartes, estableció las reglas del método científico en el siglo XVII, e Isaac Newton y sus seguidores, instalaron el modelo hipotético-deductivo, en el Siglo XIX. 

Según Juan Veliz Flores 2016[ii]En la parte final del Siglo XIX y en el Siglo XX, el debate entre el realismo vs. anti-realismo, era central en las discusiones sobre el método científico, conforme a las poderosas teorías científicas que se extendían más allá del campo de lo observable; mientras que, a mediados del Siglo XX, algunos filósofos prominentes argumentaron en contra de que pudiera haber cualquier conjunto de reglas universalmente aplicables para la ciencia”.

              La Declaración de Helsinki[iii], ha sido promulgada por la Asociación Médica Mundial en 1964 (AMM) como un cuerpo de principios éticos que deben guiar a la comunidad médica y otras personas que se dedican a la experimentación con seres humanos. Por muchos es considerada como el documento más importante en la ética de la investigación con humanos. Yo la resumo, diciendo que en los estudios de causa – efecto, no se debe afectar al grupo en estudio, con factores que puedan ser peligrosos para la salud, ni privar al grupo control, de posibles beneficios derivados de las causas.

              Los grandes adelantos de la ciencia producidos en el siglo XX y lo que va del XXI, son el resultado de iniciativas personales con apoyo institucional y financiero, de estados, empresas y fondos privados y públicos, como las universidades y las industrias.

En la presente sociedad, en la que está en discusión el futuro de la emisión de dinero, que hoy está en manos de países o confederación de países, y la creciente fuerza incontrolada de corporaciones y empresas multinacionales gigantes, que aspiran al monopolio financiero mundial, es posible que se pierda la independencia e iniciativa de los investigadores y hasta en cierto modo, el control de las investigaciones.

Los científicos de todas las naciones, incluidos los filósofos y cultores de la investigación científica, tienen que estar alertas y crear mecanismos de defensa de la investigación, sus programas, definición de prioridades, protección de fondos independientes de financiación y control de ética y calidad, incluida la exigencia de mínimos tamaños de muestra suficientes para las investigaciones específicas, cuando corresponda y análisis riguroso de los resultados. 

 

             

 

 

 

[i]  https://www.google.co.il/search?q=investigaci%C3%B3n+definicion+seg...

 

 

[ii] Juan Veliz Flores 2016 https://www.slideshare.net/JohnnieWalkerGeobass/historia-del-mtodo-...

 

[iii] https://es.wikipedia.org/wiki/Declaraci%C3%B3n_de_Helsinki

Vistas: 34

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

De acuerdo, Ernesto. 

Sería lamentable que intereses creados terminen manipulando 

a los investigadores y el objeto de sus estudios. 

Es algo que me pregunto a menudo...

¿cómo defender los grandes intereses humanitarios 

de la voracidad de las grandes corporaciones?

Me parece muy oportuno tu planteo porque estas instituciones 

han multiplicado su poderío con el andar de los años.

'

Gracias Delia querida

Qué difícil es cuando hay tantos intereses creados...

Así es querida IME

 

Excelente artículo que nos pone a pensar...

¡Excelente breve ensayo, Ernesto!

Se queda uno con ganas de saber más... 

Querido Benjamín, este es un tema muy importante.

Gracias por tu comentario.

 Comparto criterios,69 de las 100 principales entidades económicas
del mundo son empresas y solo 31 países.

Excelente

mary

Solamente 6 empresas ganaron más de 1000 millones de dólares durante nada más que 6 meses de la pandemia Corona COVID 19

Ernesto K

SIEMPRE ES UN PLACER ABRIR LA MENTE CON SU SABIDURÍA. 

UN FUERTE ABRAZO. 

¡Y para mí, siempre es un placer recibir tos mensaje y poesía bella y superior! querida Mamihega

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio