LAS CUERDAS, VARAS Y OBJETOS DELGADOS,

LE REDONDEAN LA BOCA AL VIENTO,

PARA QUE SILBE CUANDO ESTÉ APURADO.

EL SILBIDO DEL VIENTO

 

Podrá pasar el viento sin medida

con poca fuerza o en acción veloz

sin que se escuche su silbante  voz,

si no encuentra la cuerda que lo impida.

 

Seguir su trayectoria y altivez

en forma libre y dirección cualquiera,

lo hacemos cuando obliga a una bandera

a sacudir su tela como es.

 

Para silbar es siempre necesario

unos labios que formen una “o”

por donde salga el viento presidiario.

 

O lo vuelva a meter el que silbó

para estar libre, como lo hace a diario,

cuando ya de los labios se burló.

 

Hildebrando Rodríguez

Mérida-Venezuela, 07 de mayo del 2022

Vistas: 9

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Your image is loading...

Insignia

Cargando…

© 2022   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio