CARMEN NARANJO: Y EL DOLOR DE DON NADIE, DE LOS PEQUEÑOS SERES

CARMEN NARANJO, VIDA DE LUCHA Y REALIZACIONES

OBRA LITERARIA DEL DOLOR DEL DON NADIE, DE LOS PEQUEÑOS SERES

 

Disertación en coloquio organizado por la Fundación Carmen Naranjo, 2020.

Hay dos libros de Carmen Naranjo que considero están muy emparentados por la misma pulsión de dolor, ante la angustia existencial y la solidaridad con los desvalidos: dos aspectos fundamentales de toda su obra son: la preocupación por la incompletud, por la falta de realización del ser, por los pequeños seres que vagan sobre el mundo sin propósito y sin sentido. Y por otro lado, el compromiso vital por dotar a la vida, no solo a la propia, sino a la del prójimo de sentidos, y ahí, hace ancla su objetivo  social al esgrimir la literatura como un arma, como una herramienta de cambio.

Carmen Naranjo era una mujer enérgica, fuerte, capaz de grandes realizaciones, como Directora Ejecutiva de la Caja conoció muy bien ese mundo a veces anodino del burócrata y lo expresó en diálogos en la novela LOS PERROS NO LADRARON, mientras ella lograba políticas públicas importantes, luego fue la segunda Ministra de Cultura, Juventud y Deportes, en la historia  y allí fue fundamental y fundacional de una institución, que en medio de problemas presupuestarios, siempre ha logrado insertarse en la vida nacional, dándole forma al precepto instituido por Pepe Figueres “Para qué tractores sin violines”, tan venido a menos en los momentos actuales.

Bueno, pero los libros a los que me refiero como gemelos, son un poemario de 1983: Homenaje a don Nadie, y la novela publicada en 1978. Memorias de un hombre palabra.

El primero en realidad es un largo poema, casi un diálogo del yo lírico (mujer poeta) con el hombre ausente llamado don Nadie, un indigente, un fracasado con que se alegoriza la vida y se contrasta.

Quizá este personaje resignifica en la vida de Carmen Naranjo el temor a no realizarse, a no cumplir los propósitos de vida que son los motores que nos mueven. La contraposición de la voz poética con su actuante lírico, un tú lírico que representa al ser anodino de la calle, el alcohólico,  el miserable, El mediocre, la representación de la otredad sin valores, pero que se emparenta con muchos otros, con multitudes incluso.

Memorias de un hombre palabra por su lado es una novela que intenta aprovechar todas las características de la novela moderna, incorporando técnicas como el monólogo interior. En realidad, es un monólogo interior de principio a fin de un narrador protagonista (uso de primera persona) que fragmentariamente va contándonos toda su vida, utilizando muchas enumeraciones o frases nominales que exhiben la técnica de las acumulaciones para dar el ambiente, los objetos, los instantes, los sentimientos. Esta técnica fue muy importante para dar imágenes a través de la superposición de elementos en la poesía propia del exteriorismo.

Es la historia de un hombre que en su infancia no recibe los afectos propios de una familia por problemas de disfuncionalidad familiar. La presencia de la madre es fuerte desde su dicotomía presencia-ausencia.  Es fuerte pero devastadora para la mala formación del sujeto narrador, que en toda novela no es nominado, nunca se sabrá cuál es su nombre, es decir, es un ser anónimo, insignificante, pero como sí tiene acceso a la educación, y es un buen lector en la juventud, tiene  a su haber la capacidad de usar bien las palabras y, también, profusamente. Llega a ser un burócrata en condiciones de soledad, vive en una pequeña pensión, atraído por el mundo del consumismo, se va endeudando con chunches, televisores, grabadoras, equipos de sonido, etc. Y empiezan los embargos cuando su situación financiera no le permite pagar sus deudas. Recibiendo múltiples amenazas de despido. Luego empieza con pequeños hurtos a los compañeros que descuidan objetos, dineros de la oficina, caja chica, etc.  etc. Y se hace cliente y usuario de las casas de empeño. Es labioso para lograr que le sigan dando créditos, ahora para disimular los problemas del avance de los años,  peluquería, tratamientos contra la temprana calvicie, etc. Al fin, descubierto por la policía, es aprehendido y  va a la cárcel por los hurtos y robos a la misma oficina. Una mujer a la distancia paga sus deudas y logra sacarlo de la cárcel.  Se sugiere la ayuda de la madre distante.  Ahora no consigue trabajo y va cayendo en el alcoholismo y la indigencia. Vive en las calles.  Se convierte en pedigüeño. Sus buenos discursos existencialistas y hasta nitzcheanos, lo hacen popular entre los bares, sus palabras, retroalimentan su vicio, le llueven invitaciones. Sus discursos o peroratas,  que en la novela se reproducen y que son reflexiones de hondos contenidos humanos, aunque siempre fragmentarios y a veces rayan en el absurdo, siempre tienen oídos atentos entre sus iguales, entre visitantes de bares de todas las clases sociales. Al fin es adoptado (queda viviendo con un amigo, no tan pobre como él, que requiere de sus palabras para justificar y ponerle poesía a su propia vida). Él dice cuatro palabras, y nuestro personaje completa poéticamente sus vivencias.  Es una manifestación de prosa poética y reflexión filosófica que el personaje principal desarrolla con sus improvisaciones sobre los pasajes incompletos que le cuenta el amigo. Al fin, conoce una mujer vecina que habita en la pobreza extrema, en una pobre choza, llena de hijos, (siempre los que van creciendo se van yendo) pero quedan los más pequeños, de diferentes padres, ella lo acepta como su conviviente y comparten pobrezas, él a veces lleva unas cervezas, la mujer desdentada y vieja lo acoge como su compañero y hasta llegan a casarse, ella intenta darle un hijo, se embaraza pero lo pierde, por lo avanzado de su edad, entonces le regala a nuestro personaje al más pequeño de sus hijos quien le llama papá. Querías un hijo, te doy este, y en medio de esa pobreza extrema, él piensa que será un buen padre. Veamos el final maravilloso de esta novela, que en las últimas 20 páginas es una novela de altos vuelos poéticos y literarios, una novela experimental, pero fundamental en el desarrollo de la novelística costarricense:

  • “Pa…pá…pa…pá…

Lo repite hasta creerlo. Lo oigo hasta creerlo. Alcanza mi mano y la teriene cn fuerza pegajosa. No puedo hablarle. No se hab la con facilidad a un hijo. Tiene un mundo de bla, bla, bla, que es difícil seguir Lo contemplo en silencio y mete la manos en mi piel para encontrarme. Me llega  encontrar como si yo fuera un objeto grande. Me llega a encontrar como si yo fuera un objeto grande. La Adelilla nos mira y sonríe. Me ha dado un hijo. El primer y el último encuentro verdadero con uno mismo.

-Papá…yo…quiero…un…carro…

El quiere muchas cosas en su lenguaje tartamudo…y yo solo quería un hijo.”

Es decir, el símbolo del hijo, de futuro, al final prevalece como símbolo de esperanza, aún en las condiciones más adversas.

Y no podía ser de otra manera, que Carmen visualizara el futuro.  Muy propio de las vanguardias y de una generación de escritores que vive la Costa Rica del ascenso social de los años 70, 80. Donde la educación y el Estado bajo las ideas de un proyecto socialdemócrata, posibilita ese ascenso social a las clases trabajadoras o  clases bajas.

Otra novela digna de mencionar, creo que la última que publicó Carmen naranjo es Más allá del Parismina.

Esta es la historia no de un amor, sino de dos narradores, en la primer parte; Miguel, un hombre que se cree enamorado de una mujer que huye de él por sus múltiples agresiones. La personificación del patriarcalismo llevado al extremo de la violencia, de la peor manifestación del machismo: la violencia doméstica. La mala construcción de la masculinidad en una sociedad que no sale de ese paradigma de dominación y poder del macho.

La segunda parte: el relato en primera persona de la mujer: Isabel, que en su huida llega hasta Parismina, que representa la arcadia bucólica, lo opuesto a la ciudad, la selva, donde se refugia en brazos de una mujer que la cura, la cuida, la ama. Y entonces la entrega lésbica de la protagonista, que en su vida había buscado el amor en la heterosexualidad, se completa vivencialmente, en brazos de la mujer amada. La reflexión que el lector debe hacer es muy importante, en nuestra sociedad. Podemos aprehender que el amor y las preferencias sexuales no solo se respetan sino que se acogen, se aceptan como parte natural y consustancial de nuestra  vida, pero mucho más. Podemos reflexionar sobre las dificultades de la masculinidad para aceptar los nuevos paradigmas de igualdad y de libertad en el amor, y combatir las odiosas dependencias, en todos los órdenes, económicas, emotivas, sexuales e intelectuales.

Carmen Naranjo fue un ejemplo viviente de la valentía en la búsqueda de la realización, en la ayuda desinteresada a otros y otras para que se fortalezcan y desarrollen.  Hacia el final de su vida, es digno reconocer su labor como tallerista. Y además, como fue también creando una obra plástica que quizá era un disfrute para sus soledades, de la cual, se ha dado testimonio ya en múltiples exposiciones organizadas por la Fundación Carmen Naranjo.

RONALD BONILLA

Premio Nacional de Cultura Magón 2015

Vistas: 21

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME


PLUMA DIAMANTINA
Comentario de Ronald Bonilla Carvajal el septiembre 8, 2021 a las 5:52pm

Gracias, Benjamín, así es, abrazos


PLUMA ÁUREA
Comentario de Benjamín Adolfo Araujo Mondragón el septiembre 8, 2021 a las 11:07am

¡Apretado resumen sobre vida y obra literaria de Carmen Naranjo, ejemplar tica, Ronald!


PLUMA DIAMANTINA
Comentario de Ronald Bonilla Carvajal el septiembre 7, 2021 a las 8:29pm

GRacias, Maria Beatriz por tu valioso comentario y lo que dices respecto a mi persona, me gusta que al final prevalezca tu cariño que correspondo, ante un inicio quiza difícil en nuestra relación, Interesnte también tu interés en ahondar en a psique de mi homenajeada, que es en m país todo un ícono. Abrazos


PLUMA ÁUREA
Comentario de Maria Beatriz Vicentelo Cayo el septiembre 7, 2021 a las 11:27am

Salió mi comentario con leves errores y ya corregí una vez, así que lo dejaré como está porque se entiende claramente lo que quería decirte ya de hace buen tiempito.

Besos


PLUMA ÁUREA
Comentario de Maria Beatriz Vicentelo Cayo el septiembre 7, 2021 a las 11:21am

Como siempre interesante tu disertación sobre las creaciones de esta notoria escritora poeta Carmen Naranjo, quien ocupó en la vida real connotados cargos de dirección.   De ahí nada más se puede concluir como dices que es una dama energética, porque para ocupar esos cargos no solo se requieren conocimientos, experiencia, sino tener carácter para tomar y sostener poder de decisión, en un ámbito donde aún se dan en la mayoría para el sexo masculino.  Carácter y conocimientos destacables, porque no es poco el esfuerzo que se hace para abrirse paso en medio de los congéneres masculinos.

De hecho se deduce igualmente que tuvo una buen formación educativa, instruccional sino cómo obtener las armas indispensables para luchar, ya dije en qué medio.  Al lograrlo,  así como al varón a la mujer se le va igualmente desarrollando cierto poder;  y mira, observa, estudia, analiza,  quiere y desea un hombre mejor que ella cognitivamente, que la deslumbre.  Difícil de encontrarlo quizá de ahí venga su NADIE... no se.   Su carácter enérgico deviene de algún temor, fantasma en sus inicios y ello en vez de amedrentarla la hace reaccionar, es una agresión disfrazada de mando, de conocimientos.  Mas al ser una agresión oculta no deja de ser un mecanismo de defensa, significando que es un miedo latente y constante.  Yo creo que de ahí el contenido de sus libros, tanto poemario como la novela que nos has referido. Ella se formó para sostener, no para que la sostengan y eso está bien adentrado en ella, no espera sale a buscar lo que ella quiera o le guste.

Pero bueno no estoy comentando para analizar la personalidad de la referida autora. 

Quiero esta vez, allegarme a ti, a decirte lo que he observado en ti, con tus prólogos, disertaciones, manifestaciones literarios que he ido leyendo conforme has ido publicando.

No en este caso, porque esa señora demuestra ampliamente su trayectoria y excelsitud de sus publicaciones; pero sí en otros autores donde has publicado algunos versos, poemas,  párrafos de quienes has estado comentando y no han  demostrado la grandiosidad literaria con la que tú te manifestabas.

Es significativo, loable y admirable cómo lo haces.  A veces el autor en referencias no es  bueno como te digo se ha notado en pocas líneas que se supone tú has escogido como las mejores, mas como es tu empeño, tú eres el que haces con tu lenguaje, con sus comparaciones, con tu desmenuzar de sus letras, con tu trayectoria literaria  GRANDE a esa persona.  Es deslumbrante a veces ver cómo le das esa aureola de grandeza, que para mi - es subjetivo-  no lo tiene el autor de quien estás disertando.

Me gusta lo que TU escribes, no se si será por tanto tiempo que compartimos,  porque he visto la forma como has ido haciéndote experto en estas lides así como en tus poemas, pero con honestidad me gusta ahora leerte. ¿Que me caías antipático?  Me caías, pero quise saber el por qué  y empecé a analizar tus publicaciones;   y fue ahí que te leía y leía; y terminé cambiando de opinión.  Desde luego cuando a veces te excedes y tengo el tiempo ajustado no lo hago. 

Pero cuando una persona SE REFIERE CON CONOCIMIENTOS, CON RIQUEZA LINGUISTICA, CON GENEROSIDAD, CON SABIDURIA  pues... automáticamente despierta simpatía.   ¡Ah caray! dice uno  ¿Y yo por qué lo tenía entre ceja y ceja a este amigo?  ¿Estaré loca?  jaja  Bueno, eso fue lo que yo me dije.

Sabes que soy sincera y hasta tosca diciendo lo que debo decir;   pero ahora,   es con verdad  lo que te escribo.

Mis reconocimientos admirado Ronald,  feliz y orgullosa de haberte conocido y muy contenta aunque a veces no lo parezca de leerte.

Gracias mi buen amigo y por favor te me cuidas si?

Un abrazo intenso a la distancia

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio