LAS BLONDAS DE MAMÁ

 

Las aguas belicosas de mamá,

¡púrpuras!, se blondean en recuerdos

y como aves tiernas

llegan a mi abrazándome

con sus alitas frágiles

tanto, tanto y tan fuerte

hasta hacerme entristecer.

 

Y, yo niño aún,

al pie de la mañana

sigo contando los colores

de las granzas del trigal,

pensando en ti, mamá.

 

Esta hora, mientras

la llovizna acaricia mis ojos

voy recogiendo los leños

del campo, para avivar

el fogón, donde solías compartir

las caricias con tus hijos, mamá.

 

Las aves crecieron

emigraron estaciones,

sin embargo, retornan

las estelas que dejaste,

pensando en ti mamá,

¡pensando en ti, mamá!,

pensando en ti…

 

Orlando Ordóñez Santos.

 

Derechos Reservados.

Perú.

 

Vistas: 14

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio