*******

******

Sentí el retorno de tus lentos pasos
cual fantasma de un alma peregrina,
huyéndole al revés de tus fracasos,
través de la escarcha y la neblina
*******
Regresas hoy, cual ave adolorida,
buscando el nido que infame destruiste;
mas nunca lo hallarás, arrepentida,
en mi estancia tu lecho ya no existe.
*****
En el jardín de esbeltas amapolas,
que tantas veces me juraste amor,
las flores mustias, como mi alma a solas,
perdieron, para siempre, su esplendor
*******
Y el jilguero cantor en la alborada,
que solía trinar allá en la sierra,
ya no se oye en el lar de mi morada:
se marchó con su trino a otra tierra.
*****
En mis horas de amarga penitencia
clamaba de tu voz algún sosiego,
pero tú, con tu sorda indiferencia,
no escuchaste los ayes de mi ruego.

*****
¡A qué has venido! ¡Para qué regresas!
¿A envolverme en la red de tu traición?...
Ya no quiero escuchar falsas promesas,
y no quiero de ti tu compasión...
*****
Hoy te acuerdas de aquel, pobre optimista,
que dio su amor, en el peor instante,
y que tú, vanidosa, oportunista,
rechazaste, por no ser un diamante.
*****
*¿Dónde están las promesas que me hiciste?
¿Dónde el fuego voraz de aquellos besos?
¿Aquel amor de cobre que me diste,
y el falso drama de tus embelesos?..
*****.
¡Flor ilusa, festín del arrabal,!
Ya no sueñes que vuelva yo a tu lado.
Eres hoja que arrastra el vendaval;
  una sombra viviente  del pasado.
*****
Efímera azucena del camino:
ya tu aroma no embriaga la rivera;
fuiste solo en mi vida un torbellino,
 que arrastro mi existencia por doquiera...
*****
Mariposa nocturna de los montes:
has perdido el embrujo de tus alas,
que una vez conquistó  los horizontes,
con la falsa apariencia de sus galas.
*****
Golondrina viajera del ocaso,
cansada de volar sobre los mares:
tu vida aventurera fue un fracaso;
ya no vibra el laúd de tus cantares.
*****
No te cruces de nuevo en mi camino,
ya no quiero volver a ver tus ojos:
eres sombra a la luz de mi destino;
 una daga clavada en mis despojos.
*****
 hoy voy solo a mi última morada,
y el único cortejo son mis penas,
a enterrar el recuerdo de la amada
que ató mi corazón a sus cadenas.
 *****
Nolberto Marísolon B.

Vistas: 36

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME


PLUMA DIAMANTINA
Comentario de Ingrid Zetterberg el noviembre 23, 2019 a las 1:44am

¡Qué bellos serventesios! estimado Nolbert. Versos llenos de armonía y desamor también. Felicito tus letras y te dejo mi saludo.


PLUMA ÁUREA
Comentario de Maria Beatriz Vicentelo Cayo el noviembre 23, 2019 a las 1:20am

¡Oh Nolberto  oh Nolberto!

¡Ay que me has dejado sumamente impresionada con estas letras tan firmes por un lado y tan tristes por otro; pero en su conjunto,  qué hermoso, QUE HERMOSO POEMA!

¡Ay todo esto me emociona,  me emocionan cuando los poemas son esmerados, bien estructurados, son unos endecasílabos maravillosos amigo!

Felicitaciones con aplausos poeta divino!

Graciassss

Un millón de abrazos!!

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio