- ¡NECESARIA Y URGENTE REUNIÓN! - (relato con extraños protagonistas) Capítulo 6/9

CONTINUACIÓN DE LA HISTORIA... SUGIERO A LOS QUE NUEVOS LECTORES LEER ANTES LOS CAPÍTULOS 1, 2, 3, 4 Y 5 DEL RELATO. Transcribo la parte final del capítulo quinto a efectos de activar la memoria de quienes lo leyeron...

"Aún faltaban minutos para la hora de cierre y Humberto decidió hacer un llamado telefónico tendiente a confirmar que lo atenderían si llegaba sobre el filo de mediodía. La respuesta fue afirmativa. Era un sueño cumplido. Humberto tomó el inflador de mano y agregó el aire necesario a los neumáticos de una de sus bicicletas. Optó por la mountain bike porque ésta tiene suspensión en la horquilla delantera y eso amortiguaría el golpeteo que provocan los baches callejeros y otros desniveles del pavimento. Debía cerciorarse de que su nueva lapicera no sufriese ningún maltrato en el viaje de regreso. En escasos minutos cubrió el kilómetro que separa su domicilio de la sucursal de correo. Mientras firmaba la planilla de recepción, Humberto sonreía imaginando la expresión de cada una de sus lapiceras, y la del propio Celestino, al verle llegar con el paquete conteniendo a su nueva y flamante estilográfica. A juzgar por el estado de cosas en su hogar, este hecho fortuito podría encender una rebelión de consecuencias impredecibles."

  Humberto estaba preocupado por la actitud de sus lapiceras, pero, íntimamente, creía que pronto llegarían a un acuerdo. Humberto nunca imaginó que Rosina, la bella y joven estilográfica italiana que había adquirido al ofertar en una subasta "on line" segundos antes de que esta venciera, siendo la suya la puja ganadora, llegaría a Buenos Aires y desde allí a su pueblo dos meses antes de la fecha estimada para su arribo.
  Con gran alegría, Humberto pedaleó de regreso a su domicilio portando su valiosa carga. Una vez allí, con sumo cuidado, procedió a desembalar el paquete sobre la misma mesa donde había ocurrido la secreta reunión.
  Celestino, quien gozó el privilegio de ser usado por Humberto durante un breve período, desde su estuche, observaba la escena sin ser visto. Pronto se dio cuenta de la situación que generaría la llegada de Rosina al harén. Una joven lapicera, hermosa y virginal sería muy capaz de desplazar a quienes intentasen desafiar su capacidad de seducción.
Rosina era tan bella como diferente. Su cuerpo de resina en color rojo translúcido con clip, tope y anillos de metal, junto al enorme plumín bicolor de trazo medio, hacían todo un conjunto de exhuberante atractivo estético. Humberto no resistió la tentación de humedecerla introduciendo el plumín por la boca del tintero, aunque, no quiso llenarla, pues, temía que Rosina se asustara en su primera experiencia de tinta. Tomola entonces por la cintura y ambos comenzaron el ritual casi mágico de moverse en círculos, curvas, caprichosos ángulos y rectas; una sinfonía de retrocesos y avances coordinados sobre el blanco papel en el cual quedaban las huellas de tan íntimo encuentro. Rosina, en su primera vez, demostraba ser una compañera estupenda con la que Humberto gozaría intensamente cada vez que se unieran para crear poemas o apasionantes historias.
  Así pasaron varios días de idilio intercontinental entre un escritor americano y una lapicera de origen europeo.
  Cierta mañana, Rosina le contó a Griselda, quien se acercó al negro y hermoso estuche de la recién llegada para saludarla en nombre propio y de las demás integrantes del harén, que, siendo muy niña, emigró a Croacia junto a otras lapiceras adquiridas por un coleccionista. Su viaje por el mar Adriático había sido accidentado en razón del oleaje que aquél día estaba notablemente agitado, pero, al llegar a Zagreb, la capital de su patria adoptiva, todo resultó agradable y fue muy bien tratada por Óskar, su nuevo dueño, mismo que algunos años después, la pusiera en subasta y fue allí cuando Humberto pudo cumplir su sueño de adquirirla.
  Griselda, la bonita PARKER 51, haciendo honor a la hospitalidad reconocida de su país nativo, se mostró muy cordial y bien dispuesta hacia la nueva integrante del harén de Humberto. Al fin y al cabo, ninguna culpa tenía Rosina de haber sido comprada y darle a su amo el gusto de hacer con ella lo que él quisiese, que no era otra cosa que escribir y lograr juntos lograr buenas letras para entretener a ávidos lectores o transmitir valiosa información documental mediante crónicas y otros textos de carácter periodístico e histórico.
  Griselda y Rosina conversaban animadamente, pero, no todos en el hogar de Humberto tenían el mismo humor que las dos lapiceras.

P.S.: texto escrito por Hugo Mario Bertoldi Illesca - Argentina - 12-04-2019

ESTA HISTORIA CONTINUARÁ... A MENOS QUE HUMBERTO SE QUEDE SIN TINTA... O HAYA UNA HUELGA DE LECTORES... ABRAZONRISAS.

Vistas: 28

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME


POETA DE PLUMA
Comentario de Hugo Mario Bertoldi Illesca el noviembre 12, 2020 a las 11:19am

Y tú te mereces un apretado abrazo desde Argentina por tu amistad y fidelidad sin condiciones, Margarida María. Abrazo de mono gozoso por ser parte de tus preciosos afectos. Soy muy afortunado. 


PLUMA MARFIL
Comentario de MARGARIDA MARIA MADRUGA el noviembre 12, 2020 a las 9:00am

¡Ah! ¡Ah! Te mereces todos los aspectos más destacados.


POETA DE PLUMA
Comentario de Hugo Mario Bertoldi Illesca el octubre 9, 2020 a las 7:08pm

Delia Pilar, agradezco tu presencia, el comentario tan halagüeño y el destacado conque me honras, Noble Amiga. Abrazonrisas. 


ADMINISTRADOR
Comentario de Delia Pilar el octubre 9, 2020 a las 6:52pm

Sigue muy interesante tu relato, Hugo. Seguiré leyéndote pues me tiene intrigada el desenvolvimiento de tu historia; lògico, felicitándote por tu gran inspiración e ingenio. 


POETA DE PLUMA
Comentario de Hugo Mario Bertoldi Illesca el octubre 8, 2020 a las 10:44am

Agradezco continuar atenta a los giros de esta trama intrincada y entintada, Liliana Mariza, Amiga. Saludos a Rosina, si es que tienes contacto con ella. Abrazo sureño y mis buenas energías a ambas. 


PLUMA MARFIL
Comentario de Liliana MarIza Gonzalez el octubre 7, 2020 a las 9:30pm

Humberto quiere volver a escribir de la mano o pluma de Rosina (nombre de mi SUEGRA)

Veremos que pasa con las demás revoltosas y celosas lapiceras.

mary


POETA DE PLUMA
Comentario de Hugo Mario Bertoldi Illesca el octubre 5, 2020 a las 11:54am

Luis, Aimée, Críspulo Rufino y Benjamín Adolfo, queridos Amigos, mucho me gratifica notar que siguen la trama con mucha expectativa. Eso me motiva especialmente para no abandonar la inercia generada y continuar creando ricas y originales obras narrativas. Agradezco presencias tan deseadas y comentarios plenos de entusiasmo y Amistad. ABRAZO A CADA UNO DESDE ARGENTINA Y MIS BUENOS AUGURIOS PARA TODO LO QUE EMPRENDAN. 

NOTA: agradezco destacar mi obra, estimada Aimée. 


PLUMA ÁUREA
Comentario de Benjamín Adolfo Araujo Mondragón el octubre 5, 2020 a las 9:18am

¡Gracias, Hugo Mario; retornó la calma, por lo menos en apariencia...vamos llegando a la culminación de la historia!


PRESIDENTE HONORARIO
Comentario de Aimée Granado Oreña el octubre 5, 2020 a las 12:42am

Sigue fascinante la trama, esta vez la llegada de Rosina ha sido tan placentera y encantadora para Humberto quien se ha sumergido en un mar de letras para satisfacer sus deseos sublimes, pero no así para el resto de las integrantes de la colección de lapiceras, quienes con excepción de Griselda pueden ocasionar un torbellino de pasiones incontroladas.

Veremos a ver que sucede.

¡Sigo atrapada entre las redes de esta fabulosa narración!


PLUMA VITAL - V.I.P.
Comentario de Luis Gonzaga Álvarez León el octubre 4, 2020 a las 11:09pm

Muy bien. Esperaremos los resultados de tal acercamiento.

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio