Que esconde la roca impía, que esconden nuestros rostros,
que reluce el inocente velo que quiere ser transparente,
será que ya no queda nada de aquel topacio de color azul
y que la confiada corriente del tiempo ha perdido su brisa?
solo presiento que la cucarda roja llena de miel
ha huido allí, donde las sombras tejen cual arañas su redes
será que tu inocencia ha despertado febril
dentro de la presencia de algún coloquio?.

Todo queda abierto al sol,
hasta los poros curiosos que sucumben
ante el sudor salino que gotea presuroso
donde la constancia de tu inocencia irrumpe jocosa
para decirle al corazón, tan puro e ingenuo
que aunque continúe siendo abrumante el pérfido deseo
todas las falsas intenciones habrán de marcharse lejos
si tan solo fuéramos, en purpura sinceros.

Pero eres tú quien no comprende la luz armoniosa de la vida
al alcance de nuestra piel que llora
quizá por desmesurado apuro, tal vez por absurdo cansancio
cubierto por la inexperiencia de nuestros seres
y aunque me considero poco inocente,
no supe decirte cosas de mi corazón
es ahora cuando yo perdono tu pérfida rutina
pero no sé si podré perdonar tu lejanía.

Acaso piensas que no sé de ti?
te diré que en el camino de la existencia nuestra
en el que yo accediera a tu amor
la ternura fue mayor que tu constante ausencia
fue más que yo, el afán corrido
fue mayor mi calor que el de tus manos frías
y cuán grande fue la dichosa frecuencia que te cediera
tras de mis besos amplios, cálidos y continuos
mas ahora nada sé de esa tibieza galopante
solo sé que alguna vez me sofocó tú vacío.

NEW YORK NOV2015
MIAMI 26NOV2015
CARLOS FIDEL BORJAS DIAZ
DERECHOS RESERVADOS.

Vistas: 19

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME


PRESIDENTE HONORARIO
Comentario de Aimée Granado Oreña el agosto 26, 2020 a las 10:11pm

Hay incomprensión, soledad, desamparo e incredulidad, nada es ajeno frente a la luz del sol y la armonía de la vida ha de seguir su naturaleza sin trastiendas ni sofismas.

Aquí sólo el vacío ha invadido el corazón y  la constante ausencia laceró la ternura.

¡Son tantos los sentires que hilvanas entre letras!

Gracias por hacernos partícipes de una historia tan llena de emociones y sentimientos encontrados.

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio