Tanto hubo por decir aquella noche de un ayer
Tantas palabras dulces tras de nuestros amoríos
Deseo, pasión, mutuo albedrío
Libre el afán para decirte deseoso
Que son los besos míos, tuyos
Que son los besos tuyos, míos.


Yo levanté temprano tu cobija
Mientras soportabas paciente mi aliento
Yo, me mezclé alegre entre tu cuerpo y tu tiempo
Para secar tu transpirar con el amor que alimento
Tu, sincera y compasiva
Te abriste a la pasión y amor en silencio.


Hace tiempo que se fue la duda interpuesta entre los dos
Entre los páramos de dicha
Transcurridas las horas, no se cuantas
Donde tu cálida humedad cubriera mis ansias
Llenándose mi cuerpo y mis sentidos de tu angelical ser
Entre sollozos surgidos del amor y de la confianza de ser dos.


Tantas caricias mustias, tanto transitar caminos de ensueño
Cuanto nos da el tiempo en su caprichoso ¡hacer!
Cuanto se mostró jocoso el porvenir
Rendido en el sentir turbulento de nuestros amoríos límpidos?
Pues nada enturbia tu estancia en la mía
Todo es a ti verdad mujer.


Guardo allí, donde tú sabes
El anhelo del que por ti llora constante de alegría
Para que concurra sediento en la inmensidad de tu placer y dicha
Para que ningún sufrimiento sea libre donde se abre la luz
Mientras la estrella de tu alegría, pinte letras
Dentro del pétalo florido de la complacencia
Todo, absolutamente todo envuelve un bello enjambre de abejas
Cual más preciado tesoro, ES SU DELICIOSA MIEL.


Lima 23 ENERO 2013. CARLOS FIDEL BORJAS DÍAZ.

Vistas: 1

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio