- ¡NECESARIA Y URGENTE REUNIÓN! - (relato con extraños protagonistas) Capítulo 9/9

CONTINUACIÓN DE LA HISTORIA... SUGIERO A LOS NUEVOS LECTORES VER ANTES LOS CAPÍTULOS 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 Y 8 DEL RELATO. Transcribo la parte final del capítulo octavo a efectos de activar la memoria de quienes lo leyeron.

"Era casi medianoche cuando Humberto tuvo el deseo de dibujar algo que sirviese de inspiración para un poema. Tomó entonces una hoja de papel, encendió la lámpara de pie junto a la mesa de madera de algarrobo y abrió el estuche amarillo y azul de Rosa y Celestino. Levantó al lápiz mecánico y luego intentó desarroscar el extremo de forma cónica por donde debía salir la mina, pero no logró hacerlo. El cono metálico parecía hallarse fundido al cuerpo de resina. El novel escritor estaba sorprendido. Salvo las recién llegadas, todas sus lapiceras, y ahora su lápiz mecánico, parecían estar complotados. Humberto decidió tomar con calma el hecho de no poder hacer dibujos utilizando al eficiente Celestino. Optó por escribir con Madame Bordeaux, la francesa, y hacer sus dibujos con Rosina, la joven estilográfica italiana. ¿Qué podría dibujar que lo inspirara a escribir una sencilla pero bonita poesía?"

  Humberto tomó a Rosina, la joven lapicera italiana, con toda la ternura y cariño que un padre tiene hacia cada uno de sus hijos; luego procedió a sumergir lentamente su precioso plumín de trazo medio en el frasco de tinta y accionó el sistema de émbolo para lograr la succión del oscuro líquido hacia el depósito transparente de la lapicera. Era como si viese entrar la sangre al corazón de la estilográfica. A continuación, cerró sus ojos durante varios segundos para intentar inspirarse. Al abrirlos nuevamente, la sonrisa más plácida iluminaba el rostro de Humberto.

  Guiada por los dedos del escritor, Rosina inició su patinaje sobre el blanco papel y una imagen acuática iba plasmándose con cada trazo de negra tinta. En cuestión de segundos el paisaje estaba delineado: un lago de aguas serenas sobre cuyo horizonte comenzaba a sumergirse un sol de fuego. Hacia la izquierda se observaban tres aves en pleno vuelo; en el costado derecho de la imagen podía verse a un individuo que se hallaba recostado en el interior de un pequeño bote, con las manos dentro del agua, a ambos lados de la embarcación (si bien sólo se veía una, intuíase la otra en idéntica posición), en actitud de total relajamiento muscular y disfrutando del ocaso. Así se vería el escritor a sí mismo, sin dudas, y aquél dibujo era su manera de alcanzar una fantasía digna de ser concretada. Rosina parecía gozar con cada trazo como si recordara la idílica geografía de su Italia Natal, en Sant Arpino, pueblo cercano a Nápoles y a la capital, la monumental Roma. La escena reflejada en el dibuyo era tan simple como romántica. Escritor y estilográfica parecían estar muy satisfechos con el resultado de la tarea conjunta.

  Muy cerca de allí, otras eran las sensaciones que experimentaban los adherentes a la huelga. Ocho lapiceras estilográficas, una roller ball y un lápiz mecánico vertían lágrimas de nostalgia. Lissette trataba de animar a las alemanas que, parecían fuertes, pero, a decir verdad, resultaron ser las más sensibles del harén. Las cuatro estadounidenses se habían fundido por vez primera en un abrazo. Rosa contenía a Celestino y le pedía no juzgara con dureza a Rosina ni a Madame Bordeaux, la otra francesa, por no haber plegado a la huelga y conceder a Humberto la prerrogativa de utilizarlas cada vez que requiere de sus bellos y suaves trazos.

  El improvisado dibujante se solazaba viendo el rudimentario bosquejo que él y Rosina habían hecho realidad y pensó que sería una buena idea retratar en forma poética tan sensible momento; entonces, escribió:

Flotando estoy en lago de emociones,

sintiéndome, pues, muy afortunado,

aunque, mejorarían mis sensaciones

si el más íntimo y tierno de mis dones

volviese al ritmo aquél, abandonado,

en que alumbraba mis inspiraciones.

Algo me está faltando, es importante.

¿Una musa es, quizá, etérea, fina?

El ingrediente ausente en mi cocina

que dé un toque de vida palpitante

al platillo más dulce y excitante

que requiere de esencia femenina.

 

  Acaso el rostro del escritor tornó de la sonrisa a la tristeza. Lo cierto es que hubo gran confusión entre los adherentes a la inédita protesta. Celestino miró a Rosa con ojos humedecidos y vio en ésta, que ya no tenía su capuchón sobre el plumín sino en el extremo inferior, una lágrima de negra tinta rodando hasta caer sobre el papel. Las demás lapiceras, incluidas Rosina y Madame Bordeaux, sensibilizadas todas, se acercaron a Rosa y Celestino y en total silencio formaron un anillo de Amor y Solidaridad.

  Humberto comprendió, por fin, que sus elementos de escritura y colección tenían identidad y temperamento, forjados éstos, quizá, por la energía de dueños anteriores y de los trabajadores que intervinieron en el proceso de fabricación, traslado, y distribución previo al momento de llegar a mis manos.

  Era preciso festejar y Humberto decidió adquirir una tarta dulce y adornada primorosamente que compartiría con sus estupendos compañeros de tarea literaria. Con la cámara fotográfica de su teléfono dejó documentada visualmente la espontánea y preciosa reunión.

Esta historia parece haber llegado a un desenlace, aunque, con Humberto y sus lapiceras, nunca el lector debiera estar tan seguro, pues, por lo que oí prestando mucha atención, una tía de Lissette estaría en viaje desde la lejana Gran Bretaña con rumbo a la Argentina, y eso es garantía de que habrá nuevos líos en el harén del escritor. ABRAZONRISAS.

P.S.: texto escrito por Hugo Mario Bertoldi Illesca - Argentina - 27-04-2019

Vistas: 51

Comentario

¡Tienes que ser miembro de ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME para agregar comentarios!

Únete a ORGANIZACION MUNDIAL DE ESCRITORES. OME


PLUMA VITAL - V.I.P.
Comentario de Luis Gonzaga Álvarez León el noviembre 12, 2020 a las 12:27pm

Amigo Hugo Mario. Estuve ausente de la pñagina varios días. Te prometo reiniciar la lectura de tus interesantes narraciones. Un abrazo cordial.


POETA DE PLUMA
Comentario de Hugo Mario Bertoldi Illesca el noviembre 12, 2020 a las 11:30am

Agradezco tus felicitaciones con humildad y alegría desbordante, Margarida María, Amiga mía. Me llena de un sano sentimiento de gozo interior el hecho de saber que mi relato de ficción logró divertirte y mantener tu interés durante los nueve capítulos que lo componen. Abrazo a la distancia y sigamos fortaleciendo nuestro noble amistad. 


PLUMA MARFIL
Comentario de MARGARIDA MARIA MADRUGA el noviembre 12, 2020 a las 9:07am

Seguramente llegarán nuevos protagonistas a la casa del escritor y se producirán nuevas aventuras. Felicitaciones por estos hermosos nueve capítulos, Hugo.


POETA DE PLUMA
Comentario de Hugo Mario Bertoldi Illesca el octubre 12, 2020 a las 7:20pm

Suelo releer mis publicaciones, como lo hice ahora, por el simple gusto de volver a sentir la sensación de creatividad que experimento al tomar alguna de mis lapiceras y volcar en el papel lo que mi mente inquieta dictare en el momento. También releo con la intención de hallar yerros u omisiones para proceder a corregirlos, pues, como buen mono virginiano, me gusta que todo esté muy prolijo, aunque, como todo mortal, puede sucederme que pase por alto más de un detalle que, acaso, corregiré en una próxima relectura. Abrazo y buenas ondas a todos desde Argentina y hasta donde cada quien se encontrare.


POETA DE PLUMA
Comentario de Hugo Mario Bertoldi Illesca el octubre 11, 2020 a las 10:24am

Luis, Amigo mío, no hallo motivo para excusas en lo relativo a tus apreciaciones para con mi relato. Cada una de ellas está respaldada con solvencia conceptual y no hacen más que enriquecer este humilde aporte literario a la OME que nos cobija con ternura maternal. Mi anuncio de posible continuación de la historia, estimado Luis, se corresponde con la idea de asociación de ambas historias, esta, y la aún inédita narración en la cual reaparecen las protagonistas de esta entintada trama, sumándose nuevas actrices a la zaga. La nueva historia tendrá otro título y la pretensión del autor es lograr que sus lectores regurgiten propias sensaciones para volver a disfrutarlas como si fuese la primera vez.

Agradezco especialmente, Amigo mío, tan puntilloso y oportuno análisis, propio de una mente lúcida y un espíritu solidario como el que siempre has manifestado. Tus palabras dan brillo a esta publicación y, en lo personal, hacen que me sienta reconocido y valorado. Me siento muy satisfecho y motivado. Abrazo gaucho y mis buenas energías.

NOTA: aproveché el momento para releer el poema de caprichosa rima que incluí en el relato y agregarle la sílaba faltante al segundo verso de la primera estrofa de modo tal que resultare, como todos, endecasílabo


PLUMA VITAL - V.I.P.
Comentario de Luis Gonzaga Álvarez León el octubre 10, 2020 a las 11:14pm

Comentario de Luis Gonzaga Álvarez León ahoraEliminar comentario

Haciendo uso de la amistad que se ha generado entre Hugo Mario y yo, voy a dar mis impresiones finales sobre esta interesante narración llamada NECESARIA Y URGENTE REUNIÓN:

a) Suscribo todas mis afirmaciones anteriores.

b) Me pareció genial la incorporación de un poema dentro del desenlace de la acción narrativa. La sociología de la literatura considera que no hay un género puro, pues siempre hay incorporaciones dialogadas, descriptivas, etc.

c) El autor despliega dentro de las nueve presentaciones un buen manejo de la narración como expresión literaria.

d) El paréntesis para explicar quiénes son los actantes, a mi juicio sobra. Siguiendo un poco el pensamiento de Cortázar, recordemos que él sostenía que había que hacer que el lector se incorporara a la narración e, inclusive, que pensara en una continuación que fuese suya. Es la tesis del lector macho. De paso nunca me gustó esa clasificación suya de lector macho y lector hembra.

e) Otra cosa muy personal y que Hugo Mario me perdone por el abuso es esta: Pienso que la narración está completa, que no necesita otros capítulos. Termina con un final abierto que, también a mi juicio, puedo estar equivocado, es el mejor de todos los finales, porque el lector tiene la oportunidad de pensar que si él fuese el autor, generaría un final a su manera. Y esto no le quita valor a la obra original.

f) Finalmente, me gustó sobremanera esa especie de gradación dada a los diferentes capítulos, lo cual hace que no podamos pensar en el desenlace. Teníamos que esperar que fuese el autor quien tuviese la palabra.

g) Nuevamente, ofrezco mis excusas a Hugo Mario por meterme en sus cosas.


POETA DE PLUMA
Comentario de Hugo Mario Bertoldi Illesca el octubre 10, 2020 a las 11:11pm

Liliana Mariza, Amiga, celebro con mucho júbilo que te haya gustado el desenlace de la historia y recibo agradecido tus felicitaciones. Será hasta la próxima historia de las lapiceras de Humberto. Abrazo sureño. 


PLUMA MARFIL
Comentario de Liliana MarIza Gonzalez el octubre 10, 2020 a las 2:59pm

Me encanto el final , el autor un hombre de sentimientos a flor de piel, entendio al fin ,que necesitaba siempre a cada una de ellas , y las lapiceras entendieron que son importantes en su momento

Felicitaciones 

mary


POETA DE PLUMA
Comentario de Hugo Mario Bertoldi Illesca el octubre 10, 2020 a las 10:19am

Mi estimado Críspulo Rufino, querido Poeta y Amigo, agradezco tan bonita imagen. Abrazo y buenas ondas. 


POETA DE PLUMA
Comentario de Hugo Mario Bertoldi Illesca el octubre 9, 2020 a las 1:00am

Querida Aimée, cubana íntima y Noble, me honras destacando mi obra y lo agradezco humildemente. Por otra parte, emociona leer tu comentario en el cual detallas con notable entusiasmo las sensaciones que te ha provocado la simple lectura de este relato de peculiares características. Celebro que el cierre, detalle clave, si los hay, en un relato, resultó convincente para ti. Aunque no soy experto en narrativa, Aimée, procuro alcanzar un nivel satisfactorio de calidad. Asumo lo difícil que resulta captar la atención del lector en este género tan especial y pongo mi mejor energía para procurar el éxito en la tarea emprendida, Amiga mía. Aunque suene muy raro, poco he leído, o menos que poco, a los clásicos. Intuyo que la razón radica en mi deseo de no contaminación con estilos narrativos tan depurados o, al menos, exitosos. Quizás lo haré cuando me sienta maduro y realizado como narrador, estado que aún no he alcanzado, Amiga, pero es mi pretensión. ABRAZO GAUCHO Y MI ESPECIAL AGRADECIMIENTO POR TU NOBLE GESTO DE LEER Y DEJAR HUELLAS TAN AMOROSAS EN CADA CAPÍTULO DE ESTA HISTORIA QUE PROMETE CONTINUACIÓN. 

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio