Madre,

estoy confundida,

no entiendo nada…

hubo un tiempo

en el que los ciclos

gobernaban mi cuerpo;

la luna y las estrellas me regían,

eran mis aliadas

y me enaltecían como mujer.

Hubo también épocas

de siembra y otras de cosecha

en que como las mieses me abría

y entregaba mi fruto.

Vino luego un período nefasto

en que las mujeres

fuimos maldecidas por la Iglesia,

se nos consideraron impuras

y se nos excluyeron

de los sagrados oficios.

Ahora, mi entraña he agotado

y solo entrego las gemas

más sutiles de la sabiduría

gestadas en la oscuridad y el silencio

mientras mis hijas asumen

esos ciclos profundamente

arraigados a la tierra,

sustentadores de vida,

pero ya sin la pureza

de la regencia lunar.

Perdidas están en laberintos,

desconocen su propio lenguaje,

y a sí mismas al mirarse al espejo.

Necesitan, ardientemente,

conectar nuevamente

con la Gran Madre,

puente hacia otras realidades cósmicas.

Esperan que este siglo XXI,

tan exigente como demoledor,

destrone el patriarcado

y, con ello, dignifique a la Mujer

y la misión sagrada de la Diosa.

Delia Checa 

De mi libro "Perfiles de Mujer II"

Mendoza, Argentina - 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vistas: 28

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio