Me decías al hacer de mi un poseso,

siempre mas lejos, y en las blancas

sabanas, estabas suelta.

Reducí mi deseo a tus liviandades,

y juntos tratamos de correr el 

camino que marcabas, y sentía

que nunca terminaba.

Era mas lejos tus apetencias o solo

trataba de que la distancia se 

acercara.

Seguí tratando de alcanzarte, y la

noche se hizo día, y siempre pedías

que siempre fuera más lejos.

                                        AROCA. D.R.

Vistas: 28

Respuestas a esta discusión

¡Bello poema, Arnoldo!

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio