Poesía

Wilfredo Cespedes Aguilar

 

Elegía de madre

 

Si hubiera podido ser como un Jacinto con tus ojos y tu boca con esa piel del color del trigo y con un corazón tan grande y loco como el universo quizás no Cómo el tuyo

 

Si tan sólo hubiera salido así a ti sería otro ni rumbo en lo dulce de mí amor, en lo vivo y en lo abierto de tu risa semejante en lo más claro del instinto maternal

 

Si tal vez hubieras salido de la tristeza lírica del llanto por sentir tus brazos, tu perfume de esencia con sabor a gloria divina de hijo y mamá sería perpetua

 

Te pido no madrugues a misa ni cojas el cerezo del amanecer ya qué se muy bien que en donde tu estés sigues amando a tu madre con el dolor del cristo y la virgen inmaculada

 

Por mil horas y noches remendado sueños de triunfo opacado por ti me han llagado los ojos y la malva de tus sagradas manos calmaron y secaron mis lágrimas serían una bendición para mi

 

Las tempestades mías y  andariegas están aquietado sobre un haz de espinas y que sangran mis carnes gota a gota purpurinas en mi corazón como la sangre del Cristo

 

¡ oh mi niño! ¿ porque entonces te niegas a saludarme  viéndome vieja y sola?

 

 

Derechos reservados

Vistas: 9

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio