Descolgó su caneca en el aljibe

sin el previo permiso, pues se peca,

el hurtarla de allí no se concibe.

 

Requintando de lleno la caneca

la devuelve otra vez a su espesura

y ¿Qué tal si este aljibe al fin se seca?

 

Vuelve y echa su cuenco más segura

en el hueco profundo de aquel foso

y lo saca repleto de agua pura.

 

Se le acerca un anciano pernicioso

al verterla otra vez, ¡Oh farisea!

¡Nunca tomes el agua de otro pozo!

 

Si la sed te acobarda donde sea

busca el agua en tu aljibe que es más cerca

¿Cómo robas el agua de esta aldea?

 

Se desprende una lágrima en la alberca,

un sabor bien salobre adquiere el agua

y ya nadie al aljibe aquel se acerca.

 

Vistas: 58

Respuestas a esta discusión

¡Uff.. que bien hechos estos tercetos!!  Observé la rima.. el mensaje lo di por descontado EXELENTE!!

Escribes hermoso!!  Gracias 

Me haces sonrojar, pero vamos pa'  adelante. Agradecimientos magnos por tus valiosos comentarios.

Saludos

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Your image is loading...

Insignia

Cargando…

© 2022   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio