(Jotabé Inrima Tridecasílabo)

Apenas llegas, mis alegrías despiertas,

penas y dudas ya fenecen por inciertas.

Tiendes la mano, de cordial luz y ambrosía,

defiendes la esperanza que yo prometía,

comprendes mi soledad que tanto dolía,

enciendes la sonrisa que un día tenía.

Amigo, a la cara lo enojoso me dices,

enemigo, a la espalda no lo realices.

 

Buenas son tus raíces, de soterrar yertas.

Desprendes fidelidad al alma vacía.

¡Bendigo la sincera amistad, sin matices!

Manuel Miralles Romero

Vistas: 26

Respuestas a esta discusión

Muy bueno, muy interesante. Muchas gracias pr particiapr poeta, un abrazo.

Quizás lo que entendamos como amistad sea siempre una quimera, pero nuestro deseo siempre será que sea verdadero. Muchas gracias querida María Mamihega.

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio