Ella hacía un tiempo que observaba las idas y venidas del marido pero su tremenda confianza en él y sobre todo su auto-confianza le impedían cualquier sospecha sobre infidelidad ni creer en las habladurías de la gente del pueblo hasta que se enteró por comentarios que un niño pequeño había quedado, recientemente, huérfano de madre, su único sostén, y sin nadie que lo criara, salvo la asistencia pasajera de los vecinos. Ella, mujer heroica y decidida como pocas, llena de luz por dentro, sin dudar, lo recogió y sin pedirle permiso a nadie y percibiendo el parecido con el marido, lo llevó a su vivienda y con amor y ternura lo sumó a sus hijos criándolo como uno más de su sangre integrándolo con sus muy probables hermanos al núcleo familiar. Hizo valer su libertad y amor mientras el marido quedaba por siempre  prisionero en las redes de sus culpas y mentiras.

 

Delia Checa - D. A. R.

Mendoza, Argentina

 

Vistas: 34

Respuestas a esta discusión

¡Qué relato más hermoso! Muy aleccionador.

Gracias por compartir.

Un honor para mí, Milagros, que te haya gustado. 

Muy agradecida.

Delia

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio