Contemplo con qué destreza baja la montaña abrupta y su agua discurre, cantarina, entre breñas y cañaverales fragosos. Entona una canción fresca como el agua que contiene mientras esas suaves notas llegan hondo a mi corazón. En esta dulce mañana otoñal me extasío observándolo mientras el sol desciende amoroso prodigándole calor, los pájaros le cantan sus endechas y los sauces se inclinan a su paso en actitud de reverencia. Proporciona bienhechora linfa, elixir de vida, sin inquirir nunca quién es su destinatario ni de dónde viene aquel que la beberá.

Delia Checa - D. A. R.

Mendoza, Argentina

Vistas: 21

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio