ARDITIS

Un sonido diabólico atravesó los azulejos del baño..

Prudencio se quedó duro con el cepillo dental entre los labios.

Escuchó atentamente. No percibió ni las burbujas de la pasta dental que

empezaban a molestarle en la boca espumosamente blanca.

rccwwiigg , escuchó otra vez.

El niño extendió la mano y apretó desesperado el timbre pegado al botiquín.

Un cortito rringgg sonó en la cocina para llamar a la mucama ; era

domingo, Manuela no vendría a trabajar.

Los padres se habían ido al mercado a comprar alimentos.

A Prudencio la boca le ardía, le quemaba bastante. Justamente esa mañana

se le había ocurrido probar el nuevo dentífrico que le regalaron para su cumple.

- Ay ¡me pica! – se quejó el chico, sin atreverse a emitir quejido ni a abrir la

canilla de agua fría .

Prudencio sintió otro ruido, esta vez más inocente. Ya no era un monstruo el

que rugía en su imaginación , ahora parecía un toro desenfrenado.

Con valentía volteó despacito la cabeza hacia la puerta y vio en el umbral del

baño una rata flaca y escuálida con la boca abierta que dejaba entrever los

dientes delanteros , afilados dientes que roen con rapidez cables de acero y

cosas duras.

La rata estaba tranquila , con la cola enroscada alrededor del cuerpo como si

fuera una mansa serpiente. Solo los dedos de las manos parecidas a las de

un bebé, se movían con nerviosismo.

Prudencio la miró; por sus ojitos negros y hundidos le pareció que

necesitaba comida. Él no temía a las ratas, eran como los hamsters que tenía

enjaulados en el cuarto del fondo donde siempre jugaba.
.
Con decisión, sin enjuagarse la boca, tomó el pomo de Arditis y lo vació al

costado del animal. El perfume a menta de la crema dental inundó el baño y el

roedor lamió del suelo hasta la última gota; al instante se quedó paralizada.

Prudencio se enjuagó con rapidez la boca y volvió a contemplarla.

Cuando sus padres regresaron y vieron el cuadro con la rata despatarrada en

el piso, dijeron al unísono:

¡ Ahhhhhh nooo…Prudencio! ¡Más ratones en la casa, no!

¡ Yo no la traje mami, vino sola!

La mamá, molesta, tomó una pala y una escoba, cargó al animal con aversión

y lo sacó inmediatamente al fondo..

Al día siguiente se levantó temprano para tirarla al basurero pero la rata había

desaparecido.
.
Solo encontró rastros de huellas blancas que trepaban el muro.

Nunca supieron si la rata se había quedado dormida porque la crema había

saciado su hambre o porque el poderoso fluor de la nueva pasta dental

recién lanzada al mercado, la había anestesiado.

Martha Dora Arias Brun

Vistas: 16

Respuestas a esta discusión

¡Ah interesante y lindísimo cuento, no solo ameno sino que también enseña!

A mi me gustan las ratas y no sé por qué, pero me gustan mirarlas eso si de lejos, interesarme cómo viven,  cómo se reproducen, no sé,  todo el mundo me dice que soy una "cochina" jaja  pero desde niña, recortaba figuritas de ratas; y yo creo que es porque una vez mi papi me la puso de ejemplo como que es un animal repudiado por el hombre, sin embargo es una obra perfecta y bella de Dios. 

Incluso me dijo ¿Tú crees que la rata que tienes ahí en tu figurita dibujada, es fea?  Trata de dibujarla lo mejor que puedas, cuando termines de hacerlo, me dices si es o no fea la rata.  Y yo la dibujé y pinté lo mejor que pude hacerlo; y me salió para mí,  bellísima,  desde luego porque era obra mía;  pero a partir de aquello ya empecé a ver a todos esos animales aparentemente repulsivos de distinta manera.  ¡La cucaracha!  Que por sus antenas, por ella misma uno no quiere ni pasar por su lado... Pues hasta a la misma cucaracha yo la veo bonita, porque me imagino sus órganos de reproducción, su sistema linfático e imaginativamente la dibujo y es ahí donde hallo la belleza al animalito! 

Bajo esa perspectiva NO HAY NADA FEO EN ESTE MUNDO mi querida amiga, menos en tus lindos cuentos que compartes!

Me encantó, si que me gusto mucho, sobre todo que la ratita no murió!

Gracias Dora querida!

▷ Ratones: Imágenes Animadas, Gifs y Animaciones ¡100% GRATIS!

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio