Sufro por los niños privados

del néctar blanco mientras

éste se derrama del pecho materno...

¡Cuánto potencial nutricio

robado a sus destinatarios!

¡Cuánta ternura perdida!

 

Me duelen los ríos rumorosos,

recorriendo nuestro paisaje

con el horror de su carga letal...

¡La tierra violada y ultrajada

por las explosiones mineras!

La geografía depredada...

 

Tengo una herida abierta

por el exterminio animal,

por la marea negra,

tumba de tantas especies...

Por las pesqueras realizando

su tarea sin amor ni mesura...

 

Me llena de desolación el paisaje yermo,

el bosque convertido en ceniza,

el desbroce de la tierra

y el agua furiosa arrasando

todo a su paso...

 

¡Qué impotencia la lluvia

ácida en las ciudades!

El tronar de los motores,

la nube negra buscando el cielo,

la respiración quejumbrosa

de los niños por el envenenado aire...

 

Señor, me pregunto...

¿será posible que el Hombre

gane en conciencia y amor

para crear un Nuevo Amanecer?

 

Delia Checa

de mi libro “Poesía”

Mendoza, Argentina

2014

Vistas: 24

Respuestas a esta discusión

Excelente poema que nos obliga a crear el nuevo amanecer. En contenido y forma ha logrado mirar al mundo con otros ojos.

Un cordial saludo.

Alejo

Muy agradecida, Alejo, por la lectura y el grato comentario.

Saludos desde Argentina, mi patria.

Delia

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio