A veces esa mirada

A veces esa mirada.
Habla con sutileza a mi alma,
indica el caminar de empedrado camino,
como luz iónica posesiva.

A veces esa mirada.
Limpia la niebla del ocaso,
oxigena el trasluz del mañana,
riéndonos de los dioses.

A veces esa mirada.
Hace un alto al camino del tropel,
cruzando en su cielo imperceptible,
la paz onírica que imputa las conciencias.

A veces esa mirada.
Recorre el cansado reflejó,
de mi lucha cansada en el mundo,
por la búsqueda de calma impertérrita.

A veces esa mirada.
Me habla al oído de conciencia,
y dice su verdad oscilante,
que pausa mi gélido comitente.

A veces esa mirada.
Frustra la distancia entre los ejes opuestos,
el calor intenso, sobre el frío ovíparo,
y los lleva a la tibieza unigénita.

A veces esa mirada.
Besa los encantos dé la vida,
cubriendo con dulzura mis pasos.
de amarga experiencia del día.

A veces esa mirada circunda los efesios.
Como jardines transparentes de la Rosa de Cristal.
A veces, muchas veces esa mirada.
Es inmensa en su paso sagrado.
H Hozema

Vistas: 28

Respuestas a esta discusión

Interesante poema que nos entrega ciertas verdades hondas existenciales.

Gracias por participar.

A veces se me pierde el hilo de la pieza poética que has compartido, ni modo tendré que aumentarle graduación a mis lentes, para poder expresar mi admiración por tus letras.

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio