Un paisaje se cruza en mis retinas

es la luz antes de un anochecer,

el rojo atardecer tras las colinas,

es una rosa en apariencia de mujer.

Son dos ojos que fulguran sonrientes,

dos labios que segregan brillantez,

son dos senos que desfilan prominentes,

dos caderas que derrochan esbeltez.

Son dos piernas imbricadas al umbral

de unos muslos suaves de amapola

que dibujan los declives de una final.

Una flor que solitaria se enarbola

donde el hombre, como es elemental,

se acerca a rociarle su corola.

© Adolfo Caballero Guirado

Vistas: 37

Respuestas a esta discusión

MUY HERMOSO POEMA. ERES UN GRAN POETA.

CREO QUE NO LEÍSTE EN LAS BASES QUE SE TRATABA DE HACER UN SONETO ALEJANDRINO.

RECIBE UN GRAN ABRAZO

Cierto, tienes razón Milagros, se trataba de participar con un poema alejandrino. Lo siento, voy siempre tan falto de tiempo que no me paro a leer todo lo que hay que leer. Un abrazo

gracias María Elena

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio