NAVIDAD A REVENTAR

RAFAEL MÉRIDA CRUZ-LASCANO 

Don Juanito Pérez y Pérez, más gallego que un parral, llego a sus 90 años de edad, estaba bien abrigado pues la temperatura oscilaba en los 13 grados y a las diez de la mañana no aparecía el sol. Sentado en el pórtico de su casa, saludaba constantemente a los vecinos, a quienes en mayor parte conocía, y meditaba con un poquitín de nostalgia que un porcentaje muy alto de la población de la ciudad, nunca ha vivido en el campo, ¿Qué van a saber los de la ciudad de las distintas formas de cultivar la vid?, pensaba, solo me centro en el cultivo en parrales, pues considero que es la forma más adecuada de cultivar la vid en un huerto familiar.

¡Familia! Padre de 11 hijos, viudo hace cinco años, la especial alegría de este tercer domingo de adviento se le nublaba un poquito pues, con él, solamente vivían sus dos hijas mayores que se habían quedado solteras, con la excusa de cuidar de el, los nueve restantes, cada uno con su familia estaban radicados

en diferentes sitios de Orestes. Y no debido a su edad dependía económicamente de la ayuda con gusto (ya estaba habituado a vivir con modestia) los hijos le procuraban para que no le faltara nada. PERO A EL LE FALTABA la presencia de ellos, y así se los había dicho en varias ocasiones.

Dentro de diez días será la Navidad, se decía mientras veía la algarabía del consumismo de los habitantes de “Atrio” sus hijas se esmeraban, un poco más de lo normal, en el arreglo de su casa de piedra, pues en Galicia,las casas tienen una composición concreta (granito, gneis,pizarra, caliza, arenisca) esto depende del ámbito litológico en el que se encuentre, se extiende por una franja periférica que para él siempre ha sido motivo de orgullo.

Pasan los días y los patios bien barridos, la casa adornada, una gran mesa pre-preparada, llena de una inmensa emoción a Don Juanito que ya intuye que será visitado por alguno más de sus hijos y el como buen cristiano se decía orando “QUE GLORIOSO ERES SEÑOR” pues cada noche que pasaba era más grande su alegría… Llegó el 24, y como todos los días salió a sentarse al pórtico a ver pasar y saludar a sus vecinos, vestía ropas nuevas, la jarra de vino perfumaba el ambiente, los jamones bien aderezados y al centro de la mesa: Uvas negras, rojas, verdes, todas con corazón de miel.

Principia a caer la tarde y totalmente satisfecho con la vida, da gracias a Dios al ir saludando, no a uno de sus hijos que llega con toda su familia, sino a otro y otro y otros más. TOTAL por primera vez en muchos años están sus once hijos para darle el abrazo navideño, está que no cabe de felicidad, el número de familia sobrepasa el medio centenar, se preparan para después de rezar UN Rosario llegar a la mesa. Don Juanito sentado en su poltrón de cuero de chivo, está feliz, su mirada con un brillo esplendoroso, sin mediar palabra, pasa una lista a todos sus hijos, y sonriente cerrando sus ojos da Gracias al Altísimo, su sonrisa no se apaga, murió, LO REVENTÓ LA NAVIDAD.

Autor: Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano OFS

“Hombre de Maíz, 2009”

Guatemala, C. A.

TRADUCTORA: Lic. Cristina Olivera Chávez

Poeta Mexicana radicada en USA, y fundadora da la “OMT” Organización mundial de Trovadores Portugués y español. 

NATAL A REBENTAR

 

Don Juanito Pérez y Pérez, mais galego que um Parral, chegou aos seus 90 anos de idade, estava bem abrigado pois a temperatura oscilava nos 13 graus e às dez da manhã não aparecia o sol. Sentado no pórtico de sua casa, saudava constantemente os vizinhos, a quem na maior parte conhecia, e meditava com um pouco de nostalgia que uma porcentagem muito alta da população da cidade, nunca viveu no campo, O que a cidade sabe sobre as diferentes formas de cultivar a videira? Pensava, apenas me concentro no cultivo em parrais, pois considero que é a forma mais adequada de cultivar a videira num pomar familiar.

 

 

¡Família! Pai de 11 filhos, viúvo há cinco anos, a especial alegria deste terceiro domingo de advento se lhe nublava um pouquinho pois, com ele, somente viviam suas duas filhas maiores que haviam ficado solteiras, com a desculpa de cuidar dele, os nove restantes, cada um com sua família estavam radicaem diferentes lugares de Orestes. E não devido a sua idade dependia economicamente da ajuda com gosto (já estava acostumado a viver com modéstia) os filhos procuravam-lhe para que não lhe faltasse nada. MAS A ELE FALTAVA A PRESENÇA DELES, e assim lhes havia dito em várias ocasiões.

 

  

Dentro de dez dias será o Natal, dizia-se enquanto via a confusão do consumismo dos habitantes de "Atrio" suas filhas se esmeravam, um pouco mais do que o normal, no arranjo de sua casa de pedra, pois na Galiza, as casas têm uma composição concreta (granito, gneis, ardósia, calcário, arenito) isto depende do âmbito litológico em que se encontra, estende-se por uma faixa periférica que para ele sempre foi

motivo de orgulho.

 

 

Passam os dias e os pátios bem varridos, a casa adornada, uma grande mesa pré-preparada, cheia de uma imensa emoção a Dom Juanito que já intui que será visitado por algum mais de seus filhos e o como bom cristão se dizia orando "QUE GLORIOSO É SENHOR" pois cada noite que passava era maior sua alegria... Chegou o dia 24, e como todos os dias saiu para sentar-se no pórtico para ver passar e saudar seus vizinhos, vestia roupas novas, a jarra de vinho perfumava o ambiente, os presuntos bem preparados e o centro da mesa: Uvas pretas, vermelhas, verdes, todas com coração de mel.

 

 

felicidade, o número de família ultrapassa o meio cem, se preparam para depois de rezar UM Rosário chegar à mesa. Don Juanito sentado em seu poltrona de couro de bode, está feliz, seu olhar com um brilho esplendoroso, sem mediar palavra, passa uma lista a todos seus filhos, e sorrindo fechando seus olhos dá Graças ao Altíssimo, seu sorriso não se apaga, morreu, O EXPLODIU O NATAL.

  

Vistas: 85

Respuestas a esta discusión

OHH! QUE DESENLACE MÁS SORPRENDENTE.

BUEN CUENTO. GRACIAS POR PARTICIPAR.

Qué bonito cuento señor Rafael, no obstante que el final tiene apariencia de ser trágico.  Apariencia nomas,  porque ese señor se lo llevó la muerte sonriendo, feliz de tener a todos sus hijos juntos más cónyuges,  nietos y acaso hasta parejas de los nietos.   No le dio gusto a la muerte de morir afligido y desesperado.   Tuvo una muerte linda y la Navidad más hermosa de su vida. 

Triste es morir solo, sin nadie alrededor de uno.  Dios fue bueno con él.

Un lindo cuento sin lugar a dudas mi lindo señor,  con muy buena descripcion de los manjares,  arreglos de casa;  asi como de su construcción.

Un gran placer leerle y gracias por participar en estos eventos navideños junto a nosotros.

Un tremendo abrazo con mucho cariño y que tenga una Navidad con la bondad  y bendición del Señor!

Mil besos!Resultado de imagen de corazón latiendo de amor gif"

Una narración que concitó mi atención,

con la misma emoción que me impactó el final.

Muchas gracias Dr. Rafael.

¡Maravilloso relato navideño, Rafael!

Hiciste que recordara a un grato amigo mío, paisano tuyo, pero que vivió y murió en México, mi querido Otto Raúl González.

Hermosa narrativa con un inesperado final, un placer disfrutar de la lectura Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano  Bendiciones.

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio