DESCUBRIMIENTO  I

Llegaste con la brisa marina a la costa

noruego desterrado, pirata “el Rojo”,

y a la “Tierra del vino” fue tu antojo          

Vinland nombrarle a paradisíaca floresta,

 

jamás “América” deplazadora al mérito

de tu desinteresado descubrimiento,                                 

y fue mi tribu que ¡Quezalcóatl! te gritó al viento,

y Serpiente Emplumada fuiste el dios súbito         

 

que el mar se llevó limpias tus manos vikingas,

prometiendo volver con ayuda que livianiza

la arcaica faena de estas tierras prometidas.

 

Y el tiempo te perdió “pequeño” en la cornisa,

mas la espera en los ojos reflejaban las aguas

por Quezalcóatl que vendría con fraterna sonrisa.    

                                                                                                     Teresa González

Vistas: 74

Respuestas a esta discusión

Versos hechoscon historia, soneto que navega por las tierras del tiempo. Felicidades por tan excelso trabajo y compartir.

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio