A poco de iniciado el martes 31 de marzo del año 2020, en plena cuarentena a causa de la pandemia de un virus de origen asiático, creo muy oportuno preguntarme y extender a los lectores mi pregunta: ¿qué mensaje está emitiendo el virus a la Humanidad?

  Intuyo, y es saludable, aunque suene muy paradójico, que habrá opiniones tan variadas como interesantes, lo cual hará más atractivo el debate que espero logremos iniciar.

  No todo es negativo. Hay que aprender a leer lo mucho que una enfermedad tiene para enseñar a la especie.

  El virus Covid 19 ha demostrado tener una alta velocidad de propagación. He aquí una enseñanza a tener en cuenta: si un microorganismo puede lograr asociar a miles de individuos en poco tiempo, ¿cuánto podría lograrse en tiempo récord si el virus de gran propagación contagiase de Amor y de Paz?

  Los lectores más escépticos creerán que eso es imposible, aunque, ellos mismos se contradicen, como siempre les pasa, porque, SI CREEN QUE ESO ES IMPOSIBLE, SON MÁS CREYENTES QUE ESCÉPTICOS. ¿SOY CLARO?

  Se dice que el lavado de manos, tarea muy acostumbrada en algunos pocos y tan rara en muchos habitantes de ciudades de todos los tamaños y constituciones demográficas, es un método eficaz para evitar el contagio, y creo que lo es, aunque, si los que deciden "lavarse las manos" son los que, ni asumen culpas por las muertes, ni tampoco han de ofrecer "bajar sus sueldos" y donar la diferencia a los hospitales que requieren asistencia económica con absoluta urgencia, pues, son ellos, en mi humilde opinión, los que no han comprendido el mensaje que emite el virus.


P.S.: texto escrito por Hugo Mario Bertoldi Illesca, Argentina, el día martes 31 de marzo del año 2020

Vistas: 138

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Aprecido Hugo, tu tema es muy interesante y actual. Parece una paradoja, pero, como dice el dicho,

" no hay mal que por bien no venga.

Yo pienso que esta pandemia nos está enseñando, a la humanidad, lofrágiles que somos

ante la adversidad. Que ante la naturaleza no valen las arrogancias, labelleza, la hipocresía y

vanidades. No somos más que un granio de arena en el desierto; una gota de agua en el mar.

En estos momentos difíciles, todos somo iguales: los de arriba y los de abajo, y temos que estar unidos

por la misma cuerda, si queremos vencer al enemigo.

Recibe un abrazo cordial.

Recibo y retribuyo el abrazo, Amigo Nolbert, agradecido por tu presencia siempre anhelada y oportuna. Abrazonrisas de mono y mis buenas energías para ti. 

Con tantas muertes en el mundo sería una pena que este virus no deje enseñanzas importantes para ser mejores como sociedad y raza. Gracias por compartir tan valiosos conceptos.

Adhiero a lo que dices, querida María, y añado algo que considero puede asociarse: si no perdemos el foco en todo lo que sucede diariamente en distintas regiones del orbe planetario, son muchas más las muertes que provoca el odio antisemita y racista, por citar una de las novicas conductas de algunos individuos humanos. Los virus nos dan gran oportunidad de aprender a valorarnos y a cuidarnos unos a otros y, claro está, a nosotros mismos. Seríamos tontos y negligentes si dejáramos pasar esta dura crisis sin capitalizar un vital aprendizaje. 

P.S.: agradezco tu amorosa y siempre enriquecedora presencia, Amiga del alma. ABRAZO ENORME. 

Espero que se tome en cuenta tu proposición de discutir los posibles pros, yo lo dudo, y lo no aparentes contras. Te felicito.

Estimado Luis, agradezco presencia, lectura y comentario, amigo querido. Aprovechar el tiempo que disponemos los individuos en el transcurso de esta cuarentena obligada para reflexionar y aprender será esencial para el cambio de paradigmas que es preciso realizar. ¡Bendito virus que nos confronta con nuestras humanas flaquezas! Abrazonrisas y mis deseos de que tu salud sea tan buena como anhelas, Luis. 

 Me agrada mucho

Ernesto, querido profesional del arte de curar, como solía llamarse en estas tierras a galenos y profesiones afines, agradezco tu competente presencia en mi humilde intento de inducir a la saludable reflexión. Celebro que te agrade y envío mis mejores energías para sumarlas a las tuyas en la tarea ardua y cotidiana de intentar la recuperación de la salud a seres humanos cuyos nombres, acaso, son ignorados, pero, eso no resta méritos a tu preciosa obra. Abrazo sureño a la distancia, querido amigo. 

RSS

Ando revisando  cada texto  para corroborar las evaluaciones y observaciones del jurado, antes de colocar los diplomas.

Gracias por estar aquí compartiendo tu interesante obra.

Insignia

Cargando…

© 2021   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio