Aún siento tu presencia.

Madre, hazte visible un día pues he pasado,
tantos años sin ti y aún con tu ejemplo vivo;
te envío un beso virtual es un beso fugitivo,
que como amor lejano viajará hasta tu prado.

Desde tu adiós he dado a mi vida buen sentido,
y aún permanezco en guardia en cumplimiento
evitando conjugar del mundo el placer prohibido
que puedan despertar en mi un mal sentimiento.

Cuando miro a mi hija a los ojos tu imagen veo,
oigo tu vos cuando ella gentil procura hablarme
y se que son los mejores dones que de ti poseo.

Desde dentro te miro, y te observo aún a mi lado,
estás aquí, tangente y feliz, sin saber que lo estás;
un ángel invisible de paz que nos une alborozado.

Cuanto obtengo del mundo las cosas triviales,
me llega volando tu recuerdo en la añoranza;
y entre ellas oigo el canto de amor y esperanza.

Jesús Quintana Aguilarte.

Vistas: 24

Respuestas a esta discusión

PRECIOSO COMPI

Ma Angeles muchas gracias por tus palabras de amistad y aliento.

ES UN BELLO POEMA, CON UN SENTIMIENTO HONDO QUE TAMBIÉN COMPARTO.

MI ABRAZO

Milagros muy agradecido por tu comentario feliz domingo tengas.

Muy nostálgico y  bello. Muy bello. Comprensible tu sentimiento. Me encanto. Gracias mi querido jesus

 

Gracias Mamihega por tus palabras de apoyo a mis letras.

Mi rey tenias que ser tu para escribir algo tan sublime.

Mi Reina y tu para con tu presencia alegrarme la tarde, te quiero.

Impresionante soneto, muy emotivo en el tema.

Saludos.

Eduardo muy agradecido por tu comentario, espero que tengas un domingo de felicidad.

Las madres, suelen hacer eso, envían ese vaho de amor y esperanza desde la distancia terrenal o empírea...

Encantada de leerlo.

RSS

Videos

  • Agregar videos
  • Ver todos

Insignia

Cargando…

© 2019   Creada por AdministraciónOME-SorGalim.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio